Algunos ERE no son fruto de la crisis

Algunos ERE no son fruto de la crisis

image
Algunos ERE no son fruto de la crisis

Tras una reunión extraordinaria de los dos observatorios industriales del sector de la automoción — en la que estuvieron presentes representantes del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, las patronales y los sindicatos– el secretario general de la Federación Minerometalúrgica de Comisiones Obreras, Felipe López, señaló que no todos los EREs que se están presentando en las últimas semanas obedecen a criterios “de rentabilidad o de competitividad de la planta”.

“Los problemas que pueda haber con alguna planta no son de competitividad, sino que son de la multinacional a nivel general, pero se intenta repercutir con medidas en nuestro país”, añadió.

En este sentido, López pidió una vigilancia “estricta” para que las compañías no utilicen de manera “aleatoria y generalizada” estos procesos “para intentar corregir los resultados finales de las casas matrices”.

Por su parte, el secretario general de MCA-UGT, Manuel Fernández López ‘Lito’, indicó que la situación en el sector “no es homogénea” y que hay algunas empresas en las que los EREs responden “a otras circunstancias que no son la crisis”.

‘Lito’ explicó que Francia, Alemania, Reino Unido, Italia — algunos de los principales mercados de la industria española, que exporta el 80 por ciento de su producción– “pueden tener problemas” en el futuro, aunque señaló que esa circunstancia ya está siendo aprovechada por algunas compañías “para resolver algunos problemas pendientes que en tiempos mejores no se han atrevido a plantear”.

Respecto a la situación que atraviesa actualmente el sector, el secretario general de MCA-UGT afirmó que están registrando crisis parciales — debido a que hay modelos que “no funcionan” o a que se cambia el modelo que produce una determinada planta–, pero aseguró que, incluso, hay empresas “que están creando empleo”, en referencia a la factoría de Volkswagen en Navarra.

Frente al diagnóstico de los sindicatos, el director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) , Luis Valero, señaló que la industria española debe llevar a cabo un ajuste porque “Europa va a matricular 900.000 coches menos en este ejercicio”.

Valero, que apeló al diálogo social como factor de competitividad de la industria española, aseguró que se están acometiendo las medidas de flexibilidad previstas en los convenios, pero algunas “se agotan”.

Para la secretaria general de Industria, Teresa Santero, los EREs registrados hasta el momento son consecuencia de ajustes en la producción derivados de la caída de las matriculaciones tanto en España como en otros países europeos.

“Las exportaciones ya están disminuyendo, pero, sobre todo, están revisándose las expectativas de exportación, que son ahora más moderadas que hace seis meses”, añadió.

Mientras, el director general de la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (Sernauto) , Jose Antonio Jiménez, consideró que esta crisis puede ayudar a llamar la atención a los principales representantes de la industria acerca de la necesidad de ser competitivos en un entorno global.

Comenta o Pregúntanos