Anfac estima despidos en otras marcas

Anfac estima despidos en otras marcas

image
La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) no descarta una extensión de las medidas de ajuste de empleo a todas las plantas automovilísticas españolas si prosigue el deterioro de las ventas, principalmente, las dirigidas a los mercados exteriores.

El director general de Anfac, Luis Valero, declaró ayer a la agencia EFE que medidas como las adoptadas ayer por Ford y General Motors en sus plantas respectivas de Almusafes (Valencia) y Figueruelas (Zaragoza) ‘se esperaban’.

Valero ha puntualizado que medidas como ésta no tiene su causa en el mercado nacional, sino en el progresivo deterioro de los mercados europeos (Alemania, Francia, Italia y Gran Bretaña) que copan el 60 por ciento de las exportaciones automovilísticas españolas, cuya cuota global se fija en el 85 por ciento de la producción.

’Cuando los mercados de nuestros principales clientes están cayendo, de alguna forma tenemos que ajustar la producción’, ha añadido Valero.

El directivo de Anfac ha resaltado que si una planta aplica una medida de ajuste de empleo es porque la situación lo demanda con rigor y aprovechado para recordar que las autoridades administrativas laborales ‘miran las propuestas de expedientes de regulación de empleo de nuestro sector con lupa’.

Valero ha admitido que en la negociación colectiva de las distintas plantas productivas españolas ya se han pactado medidas de flexibilidad para poder atender sin traumas a situaciones de baja demanda.

En este sentido, el director general de Anfac ha expuesto a EFE que dichos ajustes ‘son progresivos’, es decir, primero se atienden con medidas pactadas en la negociación colectiva, como las bolsas de horas, las vacaciones móviles, la flexibilidad en los turnos, ‘pero a medida que la situación se deteriora, se llega a un momento en que la única salida son estos ERE temporales, que esperamos sean eso, temporales’.

Sobre el ERE de Ford, que va a afectar a 1.300 trabajadores, Valero puntualizó que en cierto modo estaba previsto, ya que afronta la producción de un nuevo modelo y los ajustes que conlleva.

Finalmente, Luis Valero ha señalado que ya estaba en los pronósticos que la producción de las plantas españolas que, hasta ahora había mantenido un buen tono de actividad, pese a la caída del mercado doméstico, se resentiría en la segunda mitad del año.
UGT exige al Ejecutivo que adopte medidas para estabilizar el sector

La Unión General de Trabajadores (UGT) exigió ayer al Gobierno la adopción de medidas para ‘afianzar’ el sector del automóvil y ‘estimular’ la venta de vehículos en España.

La Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT ha solicitado en un comunicado más medidas por parte del Ejecutivo para hacer frente a la situación por la que atraviesa el sector del automóvil. Al mismo tiempo, pide a los fabricantes ‘un mayor grado de responsabilidad en sus manifestaciones’.

El sindicato denunció la reducciones de plantilla anunciadas en los últimos días por varias de las empresas del sector en España, al considerar que las plantas de fabricación españolas cuentan con ‘suficientes medidas de flexibilidad’ para afrontar reajustes en su producción y hacer frente a la ‘desaceleración’ del sector.

UGT ha achacado la caída del 21,1 por ciento de las matriculaciones en agosto al incremento de las exportaciones españolas, y ha recordado que, aunque el ‘escenario’ en el sector ‘es peor que el del año pasado’, sigue siendo ‘mucho mejor’ que el de hace cinco años.

Por este motivo, UGT tildó de ‘frívolos’ los ‘mensajes generalizados’ sobre la mala salud del sector, ya que, según recordó, la situación afecta de forma desigual a las diferentes fabricas del país.

Así, el sindicato puso como ejemplo el caso de Volkswagen Navarra, que contrató 600 nuevos empleados tras ver incrementada su producción un 20 por ciento con respecto a 2007.

Industria cree que el sector de la automoción seguirá creando empleo El ministro de Industria, Miguel Sebastián, aseguró ayer que se debe tener confianza en la industria del automóvil en España, que seguirá siendo ‘competitiva y creadora de empleo’, aunque ha advertido de que el Gobierno estará ‘vigilante’ ante las decisiones que se tomen en el sector. El ministro opina que ‘hay que estar tranquilos’ porque ‘la industria del automóvil tiene un gran futuro en España’.

Fuente: Autopista

Comenta o Pregúntanos