Aprobado el nuevo impuesto de matriculación para las motocicletas

Aprobado el nuevo impuesto de matriculación para las motocicletas

image
Finalmente el controvertido impuesto de matriculación para motocicletas ha pasado la criba del Congreso de los Diputados y el día 18 de este mes se aprobó definitivamente. En esta nueva medida, que arranca oficialmente el 1 de enero, se valora principalmente la emisión de partículas de CO2 para marcar los tramos del impuesto y desde luego ha creado un gran malestar entre los diferentes colectivos motociclistas.

La situación queda finalmente como se había anticipado. Las motocicletas que emitan menos de 80 gr/km de CO2 estarán exentas del pago de este tributo mientras que las que expulsen entre 80 y 100 gr/km pagarán un 4.75 % del valor de la motocicleta. Entre los 100 y los 120 gr/km el impuesto tendrá un valor del 9.75 % y por encima de los 120 gr/km se impondrá el tipo máximo, situado en el 14.75 % de su valor. Una de las medidas más criticadas es que también entran dentro del tramo superior las motos que superen los 100 CV de potencia, independientemente de sus emisiones.

Con la presentación de este plan comenzaron a llover las críticas y ahora no dejarán de ser palpables porque se haya aprobado oficialmente. Diversas fuentes han mostrado su preocupación por las consecuencias que esta medida tendrá en el ector, como Anesdor (Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas) que ha tachado de “ilógica y discriminatoria” esta medida. Para esa asociación la nueva clasificación impositoria agravará la inestabilidad del sector y terminará con numerosos puestos de trabajo de una forma inmediata, que indirectamente afectan a unas 25.000 personas.

Evidentemente la primera consecuencia directa es que el precio de las motocicletas crecerá, puesto que un gran número de motocicletas se encontraban antes exentas de este pago al contaminar con entre 80 y 120 gr/km de CO2 y que ahora pasan a situarse entre los tramos del 4.75 y el 9.75 %. El hecho de que por debajo de los 80 gr/km se premie con la exención del pago conseguirá que las marcas trabajen para reducir sus emisiones y probablemente con su adjunta revisión a la baja de potencia. Estos dos hechos parecen ser los perseguidos por este nuevo sistema.

Evidentemente las más perjudicadas son las motos deportivas y de más de 100 CV, otra de las grandes decepciones del sector. El camino emprendido por el gobierno para frenar los accidentes y la contaminación parece que se ha aclarado y el nuevo impuesto hará que estas motocicletas rebajen sus ventas en favor de las menos contaminantes. Habrá que esperar para ver cómo se va desarrollando el segmento de las motos en España pero necesariamente se tendrá que adaptar a la nueva situación.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Por dónde creéis que se moverán las marcas de motos y el resto de implicados?

Comenta o Pregúntanos