Concesionarios en cierre por la crisis

Concesionarios en cierre por la crisis

image
La crisis de ventas está provocando muchos cambios en las redes oficiales de distribución de automóviles. Durante el verano se han sucedido las suspensiones de pagos y las concentraciones de empresas, al tiempo que según un estudio el 53 por ciento de los concesionarios deberán recurrir al cierre o a abandonar alguna de las marcas con las que trabajan.

Suspensiones de pagos (concurso de acreedores), concentraciones de empresas y cierres, con las consiguientes pérdidas de empleo, es la radiografía actual del sector de la distribución de automóviles en nuestro país. La fuerte caída de las ventas experimentada en este 2008, agudizada en los meses de verano, está afectando gravemente a las diferentes redes oficiales, según el presidente de la patronal de concesionarios Faconuato, Antonio Romero Haupold.

Improven, entidad especializada en gestión de empresas en crisis anuncia que el 53 por ciento de los concesionarios de automóviles tendrá que recurrir al cierre de algún centro o abandonar alguna de las marcas con las que trabaja. Sólo un cambio de modelo de gestión garantizará la viabilidad de esta actividad de negocio.

Graves problemas Baja eficiencia comercial, centros no rentables, stock excesivo, poca orientación al cliente, operativa de taller poco optimizada, falta de control en el departamento de vehículos de ocasión y un mejorable sistema de control de gestión son su principales problemas a juicio de Improven. La situación se agrava para los que la rentabilidad es mínima o están endeudados por la adquisición de inmuebles.

Para Eduardo Navarro, socio director de Improven, “los concesionarios de automóviles han tenido muchos años boyantes, pero ahora no están reaccionando con la contundencia necesaria para el cambio de ciclo que estamos viviendo. La relación entre fabricantes y concesionarios siempre ha sido desigual, pero en estos momentos en particular es casi insostenible”, enfatizó.

Improven apunta que las empresas del sector están acostumbradas a que sea el cliente quien compra, y poco preparadas para adoptar una actitud proactiva en la venta.

A juicio de Romero Haupold, de Faconauto, la mayor presión de los concesionarios radica en la elevación de los costes financieros a 900 millones de euros, como consecuencia de la elevación de los excedentes de producto y de haber pasado de un pasivo en exposición con una duración de 60 días a otro de 120 días.

Coches más baratos y con más promociones El precio medio de los vehículos nuevos vendidos en agosto fue un 4 por ciento menor, situándose en 20.700 euros. En lo que llevamos de año, la caída ha sido del 3,1 por ciento en lo que llevamos de ejercicio, con una media de 21.079 euros desembolsados por coche en los ocho primeros meses del año, según datos de Faconauto. El aumento de las promociones aplicadas a la venta de vehículos nuevos que, si bien se incrementaron en un 10 por ciento en agosto, con un descuento medio de 1.926 euros por coche, moderaron su crecimiento con respecto a meses anteriores. En lo que va de año los descuentos acumulan una subida de un 16 por ciento, con una «rebaja» media de 2.000 euros por automóvil.

Fuente: Autopista

Comenta o Pregúntanos