DGT: menos guardarraíles seguros

DGT: menos guardarraíles seguros

image
El director de Tráfico, Pere Navarro, no descartó hoy que la crisis financiera tenga como consecuencia que se “ralentice” o, incluso, se “recorte” el plan del Ministerio de Fomento para instalar en las carreteras españolas guardarraíles seguros para los motoristas.

Durante uno coloquio informativo organizado por Fax Press, el máximo responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT) afirmó que el plan propuesto por Fomento “tiene un coste presupuestario importante”, e igual que hay “recortes presupuestarios a todo nivel, también tendrá que haber recortes en esto”.

En un principio, el Ministerio de Fomentotenía planeado invertir 65 millones de euros en instalar 1.625 kilómetros de quitamiedos adaptados para motoristas en la red de carreteras entre 2008 y el 2012. Además, estaba previsto destinar 561 millones de euros en arreglar 1.300 kilómetros de quitamiedos ya instalados y montar 10.961 nuevos no adaptados para motoristas, según datos facilitados por Mutua Motera.

No obstante, para Navarro “lo importante es tener el proyecto y, luego, según la disponibilidad presupuestaria, hacerlo antes o después”. Además, el director general de la DGT señaló que se está “focalizado mucho el problema de la seguridad de las motos en los quitamiedos”, e indicó que en lo que habría que centrarse es en que el motorista no se caiga.

“No demos por sentado que el motorista se va a caer”, afirmó Navarro, quien aseguró que si se produce una caída, “que el quitamiedos sea uno u otro, la diferencia será de una caída de un décimo o de un quinto piso” y sólo en el 18 por ciento de los accidentes mortales, el motorista ha tocado primero el quitamiedos.

Por su parte, el presidente de Lucha Motera, Francisco Rodríguez, acusó a la DGT de “tener mal priorizado” su plan de seguridad vial para motoristas, y aseguró que mejorar la seguridad de las infraestructuras instalando quitamiedos, entre otras medidas, “es muy importante para los motoristas”. “Cuando nos caemos, las señales, los obstáculos.. es lo que nos mata”, enfatizó.

Por otro lado, Navarro afirmó que, en lo que va de año, se ha reducido los accidentes mortales en motocicleta un 29 por ciento. Así, informó de que, desde enero de 2008 hasta el 31 de octubre, han muerto 268 motoristas, 111 menos que el año pasado, cuando fallecieron 379 personas en accidentes de estas características.

Según Navarro, esto es “un hito”, ya que en toda Europa están creciendo el número de accidentes mortales debido al aumento del parque automovilístico. En este sentido, recordó que el comisario europeo de transportes, Antonio Trajan, afirmó recientemente que 1 de cada 4 muertos en accidentes en Europa se producen en vehículos de dos ruedas, y “si no se hace nada”, 1 de cada 3 muertos en 2010 se producirán en este tipo de vehículos.

Asimismo, el director de la DGT subrayó que el descenso producido en la mortalidad de los motoristas ha tenido lugar, especialmente, “en fines de semana, en salidas de vía y en motos de gran cilindrada”, precisamente tres de los casos más propensos a este tipo de accidentes, por lo que, en opinión de Navarro, “se va en buen camino”.

En otro orden de temas, el director de la DGT recomendó a los conductores seguir llevando el resguardo del seguro aunque ya no sea obligatorio, ya que el sistema informático puede fallar y “todavía se está en una primera fase de rodaje”. Asimismo, aseguró que conseguir que la gente se ponga el casco es, principalmente, un asunto de “voluntad política” de los alcaldes.

Sobre la señalización de los puntos negros, Navarro indicó que “hay demasiada señal” y que no se evita un problema “poniendo señalizaciones”, por lo que no se mostró partidario de “llenar todo el país de señales de puntos negros”.

En el coloquio informativo participaron también el campeón del mundo de motociclismo Angel Nieto y el campeón de España de enduro y raids Isidre Esteve, quienes destacaron la importancia de mejorar en la educación vial que se imparte en las escuelas, mejorar las infraestructuras y dejar de tratar a los motoristas como si fueran “bandidos”.

Comenta o Pregúntanos