Emisiones CO2: UE quiere dar más tiempo

Emisiones CO2: UE quiere dar más tiempo

image
Los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea debatieron hoy la posibilidad de aplazar de 2012 a 2015 la fecha a partir de la cual todos los coches nuevos tendrán que cumplir los objetivos fijados por Bruselas para reducir las emisiones de CO2.

El asunto se trató en un consejo de ministros de Medio Ambiente a petición de Holanda, explicó el titular francés de Ecología, Jean-Louis Borloo, cuyo país preside la UE este semestre.

Los ministros hablaron de permitir entre 2012 y 2015 el cumplimiento progresivo de los objetivos fijados (rebajar a 130 gramos de CO2 por kilómetro el máximo que los coches nuevos pueden emitir) y de fijar una meta más ambiciosa, para un futuro más remoto (95 gramos por kilómetro).

“Todos hemos reconocido que si no adoptamos ninguna medida en el tema de los vehículos, mal podemos cumplir los objetivos post-Kioto porque somos conscientes de que la mayor parte de las emisiones que tenemos en los países proceden de los gases de los automóviles”, dijo la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa.

Espinosa señaló que todavía quedan puntos que resolver sobre esta propuesta, como las sanciones a los fabricantes, y la flexibilidad para cumplir los objetivos y facilitar así un acuerdo, algo que apoya España.

La Comisión Europea quiere que ningún coche nuevo emita más de 120 gramos de CO2 por kilómetro a partir de 2012, frente a los 160 gramos actuales, de los que los fabricantes llegarían a 130 gramos con mejores en la tecnología de los motores.

Los 10 gramos adicionales se lograrían con el mayor uso de biocombustibles o avances en otras tecnologías no relacionadas directamente con los fabricantes.

Francia plantea que ese cumplimiento afecte al 60 por ciento de los vehículos de cada fabricante en 2012, y que el porcentaje se incremente progresivamente cada año, hasta obligar a todos los coches nuevos en 2015.

La normativa que limitará las emisiones de los coches exige el acuerdo entre el Consejo y el Parlamento Europeo, que aún tiene que pronunciarse sobre ella en el pleno.

La propuesta se ha votado ya en las comisiones deMedio Ambiente y de Industria de la Eurocámara, que se pronunciaron, respectivamente, en favor de mantener la fecha de 2012 y aplazarla a 2015.

Comenta o Pregúntanos