Ford venderá el 5% de Mazda al Banco de Hiroshima

Ford venderá el 5% de Mazda al Banco de Hiroshima

image
Mediante la adquisición de un 5% del capital de Mazda, el Banco de Hiroshima perseguiría respaldar la red de instalaciones productivas y de proveedores del fabricante automovilístico.

Ford Motor Company, tercer fabricante de automóviles de Estados Unidos por detrás de General Motors y Toyota, ultima la venta del 5% de Mazda, en la que posee un 33,4%, al Banco de Hiroshima, ciudad en la que la marca japonesa tiene su cuartel general.

Este es el primer paso del fabricante estadounidense de automóviles para deshacerse de la participación que posee en el capital del constructor japonés. Con esta operación Ford busca liquidez para hacer frente a la crisis de ventas a la que las marcas se enfrentan en en el mercado estadounidense y también en el europeo.

La venta del 5% de Mazda al Banco de Hiroshima se cerrará el próximo mes, según fuentes próximas a las negociaciones que cita la agencia Kyodo. Además, la propia Mazda podría estar interesada en comprar la mitad de la participación de la que Ford prevé desprenderse y que, según la emisora NHK, alcanzaría el 20% del capital.

Teniendo en cuenta el precio de cierre del martes en la bolsa de Tokio, el valor de Mazda se sitúa en 3.950 millones de dólares, lo que equivale a unos 3.000 millones de euros al cambio actual.

Ford, como sus competidores estadounidenses, ha llevado a cabo desinversiones para aumentar su liquidez. La empresa vendió este año sus marcas británicas Jaguar y Land Rover a la india Tata, y no descarta por completo la venta de Volvo Cars.

Con el dinero obtenido en estas operaciones, Ford pretende hacer frente a los costes de la crisis y, sobre todo, reestructurar su división norteamericana que, como le sucede a General Motors, es la principal fuente de pérdidas. Por otra parte, la crisis europea ha mermado también el suministro de recursos financieros que el grupo automovilístico obtenía a través de su filial en el Viejo Continente.

Comenta o Pregúntanos