GM inicia el ERE de Figueruelas

GM inicia el ERE de Figueruelas

image
General Motors (GM) España comienza hoy a aplicar de manera progresiva el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pactado para la planta de Figueruelas (Zaragoza), con la salida de 400 trabajadores.

El ERE, que está motivado por la caída de la demanda en el sector automovilístico, afectará a un total de 600 puestos de trabajo durante un año y respetará el principio de voluntariedad para hacerlo lo menos traumático posible para la plantilla.

Dado que la lista de voluntarios no se cerrará hasta el próximo 15 de noviembre, el ajuste comenzará hoy con la salida forzosa de 400 trabajadores, que volverán a la planta al cabo de un mes y serán sustituidos por otros tantos empleados, entre los que ya se incluirán los voluntarios.

El ERE se completará a partir del 1 de enero de 2009 con la salida de 200 trabajadores más hasta el 31 de octubre, fecha de la finalización del ajuste laboral.

Aunque todavía no hay cifras oficiales, fuentes del Comité de Empresa calculan que el número de voluntarios para acogerse al ERE podría superar los 200, de acuerdo a las consultas recibidas por este órgano de representación sindical.

En caso de que no se alcance la cifra de 600 voluntarios, el ERE se completará de manera forzosa, aunque rotatoria, entre toda la plantilla, compuesta por unas 7.500 personas, para que los afectados estén el menor número de días fuera de la planta.

Para favorecer la voluntariedad, la empresa ofrece complementar la prestación por desempleo de los trabajadores que vayan al paro hasta el 80 por ciento del salario bruto.

Otra posibilidad que tienen los empleados es solicitar una excedencia voluntaria durante un año incentivada con 8.000 euros.

En este ajuste laboral quedan excluidos los empleados de entre 55 y 58 años, mientras que los mayores de 59 años que se vean afectados tendrán garantizado un contrato de relevo a su vuelta a la factoría.

Esta semana el Comité y la dirección también tienen previsto firmar la prórroga del convenio del pasado año, hasta el 31 de diciembre de 2008.

Las negociaciones del convenio para 2008 se han visto retrasadas por la situación financiera de la multinacional estadounidense e interrumpidas por los paros técnicos acometidos en Figueruelas ante la caída de la demanda, y de ahí la decisión de prorrogar el texto del pasado ejercicio.

La planta de Figueruelas, en la que se fabrican de manera simultánea los modelos Opel Corsa, el derivado comercial Combo y el monovolumen Meriva, ha estado parada diecinueve días desde finales del mes de septiembre, lo que le ha supuesto dejar de fabricar cerca de 40.000 automóviles.

Las últimas previsiones de la compañía apuntan a que Figueruelas fabricará en torno a 400.000 vehículos, frente al récord de 485.857 unidades logrado en 2007.

Comenta o Pregúntanos