La Unión Europea llega a un acuerdo sobre las emisiones

La Unión Europea llega a un acuerdo sobre las emisiones

image
En unos días se podrían firmar las directrices a seguir por los fabricantes de la Unión Europea en materia de emisiones de dióxido de carbono, si todos los miembros votan a favor. Esta nueva normativa entraría en vigor en el año 2015 y fijaría unas emisiones máximas de 130 g de CO2/km para cualquier vehículo, en caso de que todos los países de la UE la respalden.

La anterior y más estricta normativa fue descartada en gran medida por la presión de Alemania, que fabrica gran cantidad de vehículos de lujo con altas emisiones contaminantes. La cancelación de esta ha encolerizado a los ecologistas, que ven como se reblandecen las medidas para favorecer precisamente a los que más emiten.

Los coches nuevos han de reducir un 18% las emisiones en los próximos seis años, y a partir del 2015 se tomarán represalias contra el que sobrepase este límite. Aquellos que sobrepasen los 130 g de CO2/km por menos de tres gramos se verán ante sanciones de entre 5 € y 25 € por cada gramo en exceso y vehículo vendido.

Los que salen peor parados son sin duda los fabricantes de superdeportivos, grandes berlinas y SUV que pasen de los 133 g de CO2/km. Estos han de pagar 95 € por cada gramo que sobrepase los 130 g en cada coche que salga por las puertas de sus factorías.

Estas son muy malas noticias para las marcas como Ferrari, Lamborghini o Aston Martin, que llegan a alcanzar los 500 g de CO2/km en sus emisiones. Aplicando estas tasas supondría un sobreprecio de 35150 € en un Lamborghini Murciélago LP640 Roadster por ejemplo.

Así que seguramente nos encontremos con varias medidas por parte de estos, la primera a buen seguro será la reducción de los gases nocivos para el medio ambiente y la incorporación de nuevas tecnologías, como por ejemplo plataformas híbridas, no sería descabellada. Sin embargo, lo más probable es que el comprador acabe pagando de su bolsillo las sanciones impuestas a la fábrica.

Comenta o Pregúntanos