Las distracciones al volante matan más que el exceso de velocidad

Las distracciones al volante matan más que el exceso de velocidad

image
Abrir la guantera, buscar una emisora en la radio, darse la vuelta para atender a los niños o fumarse un cigarrillo puede aumentar el riesgo de accidente. Las distracciones mientras se conduce han provocado hasta octubre un número de 668 personas muertas en carreteras españolas en 619 accidentes.

Las distracciones al volante son el principal factor concurrente en los accidentes de tráfico por delante de otros como la velocidad excesiva, invadir parcialmente el sentido contrario o saltarse un stop, según el informe del RACC Automóvil Club ‘La distracción de los conductores: un riesgo no percibido’ presentado hoy en Madrid.

Así, el 34,4% de las infracciones de conductores implicados en accidentes de tráfico en 2006 tuvieron que ver con conducción distraía o desatenta, mientras que el 26% se debió a infracciones vinculas a velocidad inadecuada, el 6,3% a no mantener el intervalo de seguridad o el 5,6% , a no cumplir una señal de stop.
Accidente de tráfico

Además, el director de la Fundación RACC, Miquel Nadal, destacó que “esta tendencia ha ido creciendo”, y si en el año 1998, las distracciones representaban el 30,8% de las infracciones cometidas en los accidentes registrados, en 2006, ese porcentaje había crecido casi cuatro puntos.

Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló que, hasta octubre, en lo que va de año, han muerto en las carreteras españolas 668 personas en 619 accidentes por culpa de las distracciones al volante, y aseguró que el Gobierno “va a empezar a dar duro” en este tema para reducir este tipo de siniestros.

Acciones como abrir la guantera, buscar una emisora en la radio, o darse la vuelta para atender a los niños, puede aumentar el riesgo de accidente. Así, fumar un cigarrillo incrementa en un 50% el riesgo de verse implicado en un accidente y también existe “una correlación positiva” entre la señalización excesiva y los siniestros, afirmó Nadal.

Por ejemplo, oír música en la radio incrementa el tiempo de reacción de frenada en un 4,1%, hablar con los pasajeros, en un 15,6%, hablar por el teléfono móvil, en un 18,4 por ciento, hablar por el teléfono de manos libres, 18,6 % o seleccionar una pista de un CD, un 29,4%. CAMPAÑA CONTRA USO MÓVIL.

Caso especial es el del uso del teléfono móvil. Descolgar el móvil puede incrementar la probabilidad de tener un accidente de cuatro a seis veces, lo que explica el aumento en el uso de navegadores. En este sentido, Rubalcaba indicó que en la última campaña especial de control de teléfonos que acaba hoy, la DGT ha comprobado que el 23% de los conductores parados por la Guardia Civil llevaba manos libres, mientras que en la campaña anterior sólo disponía de este aparato un 18 por ciento.

Según informó el titular de Interior, en esta campaña, del 12 al 25 de noviembre, se han controlado 422.000 vehículos, de los cuales fueron denunciados por ir hablando por el móvil mientras conducían 3.438 personas, el 0,81%, parecido al 0,88% de denuncias en relación al número de conductores controlados en la última campaña.
Tráfico

A pesar de esta incidencia de las distracción, de acuerdo al estudio del RACC, los conductores “tienden a infravalorar la importancia de las distracciones” y creen que otras causas como el alcohol, las infracciones de las normas o la conducción agresiva tienen una mayor papel en los desenlaces fatídicos de los accidentes en carretera o ciudad.

La complejidad, la frecuencia o la duración de la conducta que realice el conductor son factores determinantes en la peligrosidad del accidente. Así, Nadal señaló que acciones como reprogramar el navegador muy complicada o fumar, que en el caso de los fumadores es una conducta muy frecuente, son distracciones de elevado riesgo.

Comenta o Pregúntanos