Los conductores reincidentes por alcoholemia deberán instalar el ‘alcolock’

Los conductores reincidentes por alcoholemia deberán instalar el ‘alcolock’

image
Interior quiere que el conductor con tres sanciones administrativas por alcoholemia, tenga que instalar en su vehículo un sistema que impide arrancar el vehículo ebrio, o si no se sopla.

La iniciativa ya se anunció el pasado mes de junio y ahora ya aparece incluida en la memoria anual de la Fiscalía General del Estado, según la cual se trata de un proyecto piloto que tendrá una duración de un año.

Su finalidad es la reinserción del conductor, por lo que este también recibirá un curso de reeducación vial. En la experiencia, además de la Fiscalia General de Segurida Vial, participarán la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Fundación Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil (FITSA).

Según las estadísticas, entre un 30% y un 75% de los automovilistas denunciados más de una vez por conducir ebrios vuelve a coger el coche. El alcolock lo evitaría ya que es un sistema conectado al vehículo que mide la tasa de alcohol en aire espirado e impide arrancar el automóvil si el conductor no sopla abtes; o cuando se detecta una concentración de alcohol es superior a la permitida. Su coste es superior a los 1.000 euros y correría por cuenta del sancionado.

En este sentido, un estudio llevado a cabo en EEUU en 2007 demostraba que los vehículos equipados con estos dispositivos reducen hasta en un 65% las infracciones durante el primer año de implantación. Y en España se calcula que podría salvar la vida a 115 personas cada año

La medida se ciñe a sanciones administrativas por dos razones: abordar esos comportamientos antes de que deriven en delitos penales. Y facilitar su implementación, ya que la reforma legal se puede hacer por vía ordinaria, y, sin embargo, la reforma necesaria por la vía penal exige una reforma en una ley orgánica.

El dispositivo todavía no se encuentra disponible en el mercado español en ninguna modalidad comercial, aunque ya se ha implantado de modo experimental en algunos vehículos industriales y de servicio público. Precisamente mañana, el Congreso de los Diputados votará mañana una iniciativa del PSOE en la que se propone instalar en los autobuses escolares este sistema, igual que se ha llevado a cabo en Francia.

Comenta o Pregúntanos