Mazda SISS, nuevo sistema de arranque y parada del motor

Mazda SISS, nuevo sistema de arranque y parada del motor

image
Mazda traerá jugosas novedades para París, para el que quedan unos 20 días. En la categoría de prototipos, siempre muy amplia en la marca japonesa, veremos el Kiyora, mientras que en novedades de mercado nos encandilaremos con el nuevo Mazda MX-5. En cuanto a tecnología y mecánica, se presentará el nuevo motor MZR-CD 2.2, un turbodiésel de 2.2 litros y 185 CV que desembarcará en el Mazda 6. Aunque es posible que la nueva que llame más la atención sea la proporcionada por el nuevo sistema de arranque y parada SISS (Smart Idle Stop System).

El nuevo “Start&Stop” de Mazda se presenta de cara a superar un reto marcado por la propia compañía: reducir hasta un 30% de media el consumo de los coches que ponga en el mercado, poniendo como fecha clave el año 2015. Para realizarlo, han tenido que afrontar dos problemas fundamentales: el tiempo de arranque y la posición de los pistones. El primero no en su esencia un problema, pues el tiempo que ocupan los Start&Stop actuales es suficiente aunque disminuyéndolo se mejora la sensación para el conductor.

Por otro lado, el problema de la posición de los pistones es que en los modelos tradicionales el propulsor se para en cualquier posición y es tarea del motor de arranque el coordinar la situación de los mismos, con la pérdida de tiempo que ello supone. Mazda ha conseguido disminuir el tiempo de arranque gracias a la actuación sobre ese punto.

El SISS basa su funcionamiento en “congelar” los pistones en la posición adecuada cuando se para el motor, quedando preparado para un rearranque más rápido. Éste se realiza gracias a la inyección directa, que introduce combustible en los cilindros para que la propia explosión marque el nuevo inicio del ciclo dentro del motor. Dado que se emplea el motor eléctrico sólo al principio del reinicio, la energía consumida es mucho menor.

Con el SISS el tiempo de rearranque desde parado se queda en los 0.35 segundos, aproximadamente la mitad que la mayoría de modelos similares. Además el consumo en ciclo combinado puede disminuir hasta en un 9% y el reinicio del impulsor es más suave y silencioso. Mazda pretende situarlo en sus modelos para el próximo 2009, aunque tendrá que solventar un problema o limitarse a ésta situación: tan sólo funciona con transmisiones automáticas.

Fuente: DairioMotor

Comenta o Pregúntanos