No cambies tu halógeno por xenón

No cambies tu halógeno por xenón

image
La Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (Sernauto) alertó hoy de que convertir un faro de automóvil halógeno en otro de xenón “está prohibido” y “pone en peligro la seguridad vial”, debido al poder de deslumbramiento de este tipo de elementos.

Sernauto explicó que estos actos van en contra del código de circulación, por lo que el permiso de circulación del coche “puede quedar inhabilitado” y se puede perder también la cobertura del seguro.

La Asociación resaltó que en Europa sólo está permitido el montaje de sistemas completos de faros de xenón homologados conjuntamente con correctores de alcance luminoso y un sistema lavafaros. Así, advirtió de que cada faro obtiene su homologación junto con la fuente de luz con la que funciona.

En este sentido, destacó que las empresas que vendan dispositivos de iluminación no homologados “también serán responsables ante posibles demandas por daños y perjuicios, ya que en la venta no sólo se asume la garantía sobre el producto, sino que también en determinadas circunstancias se es responsable sobre los daños de forma ilimitada”.

Sernauto indicó que mediciones realizadas en el laboratorio de la firma Hella muestran que la distribución de luz de un faro halógeno al que se ha montado una lámpara de xenón “nunca se corresponde con los valores calculados originalmente” y superan, en ocasiones, en más de cien veces los máximos admisibles.

Comenta o Pregúntanos