Saab 9-X Air: un cabrio de talla ‘S’

Saab 9-X Air: un cabrio de talla ‘S’

image
En el salón de Ginebra, la firma sueca mostró su lado más agresivo presentando el 9-X BioHybrid, su respuesta al C30 de Volvo. Ahora, en París, dará una nueva vuelta de tuerca con el Saab 9-X Air, un descapotable que se convertiría en rival del BMW Serie 1 Cabrio y del Audi A3 Cabrio.

Desarrollado a partir del 9-X BioHybrid, este nuevo prototipo adelantaría la figura de un futuro descapotable pequeño de la marca, que se convertiría en rival del BMW Serie 1 Cabrio y del Audi A3 Cabrio. Como características principales sobresalen el techo de lona que emerge del pilar trasero y la configuración hibrida que combina un motor de etanol con un generador eléctrico.

En el mes de octubre de 1983 Saab presentaba su primer descapotable en el Salón de Frankfurt. Se trataba del Saab 900 Turbo Cabrio. Ahora, justo cuando se cumplen 25 años, la firma sueca mostrará en el Salón de París, que se celebra a principios del próximo mes, un prototipo que adelanta las líneas de un futuro cabrio de la marca de General Motors.

Hablamos del 9-X Air, un coche de concepto que rompe con la configuración habitual de los turismos cabrio para experimentar con nuevas soluciones. No obstante, cabe señalar que este prototipo no es completamente nuevo, sino que se trata de una evolución del presentado en el pasado Salón de Ginebra, marzo, como 9-X BioHybrid.

Por tanto, si aquel era una respuesta a desarrollos como por ejemplo el Volvo C30, este otro podría anticipar el que fuera un futuro cabrio de tamaño compacto de Saab. Estaríamos hablando de un rival por ejemplo del Audi A3 Cabrio o del BMW Serie 1 Cabrio.

Por tanto, de llegar a producción el Saab 9-X Air entraría a competir en un segmento inédito para la firma sueca y además se adelantaría a Volvo, principal rival de Saab. A todo ello se añade además que este prototipo adelanta algunas soluciones innovadoras en la categoría.

Este es el caso del sistema de capota, que podría considerarse como una evolución de los targa. Así, la firma sueca ha montado unos enormes pilares traseros, de los que emerge y en los que se esconde un techo corredizo de lona. Estos pilares además soportan además el peso de la luneta trasera, que funciona de forma independiente a la capota.

Con esta solución, que la firma sueca ha bautizado como ‘Canopy Top’, queda una superficie muy amplia al aire libre y, según anuncia Saab, cuatro adultos pueden viajar con gran confort y sin turbulencias dentro del vehículo. A todo ello se suma un aspecto de coupé cuando el techo está desplegado.

Híbrido

Respecto al motor, se trata de la misma unidad que incorpora el 9-X BioHybrid. Hablamos de un propulsor flexible –admite tanto gasolina como etanol al 85% (E85)- que con sólo 1,4 litros logra una potencia de 200 caballos y un espectacular par motor de 280 Nm. Estas cifras se consiguen siempre que funcione con E85. En el caso de que se opte por la gasolina tradicional, la potencia del motor quedará mermada al igual que sus prestaciones.

Es, por tanto, el motor de etanol más pequeño construido por Saab. Hasta el momento, la firma sueca sólo había desarrollado propulsores de 1.8, 2.0 y 2.3 litros. Esta menor cilindrada se traduce en unas reducidas emisiones de CO2 de 105 gramos por kilómetro con el E85 y de 117 gramos de CO2 con la gasolina 95. El consumo de combustible es de 6,4 litros cada 100 kilómetros con el etanol y de 4,9 litros con gasolina.

Al propulsor de etanol se añade como novedad un generador eléctrico. Este recibe la energía por medio de una correa que está atada al cigüeñal del motor. La energía producida por el mencionado generador pasa a una batería de litio situada bajo el piso del maletero.

De ahí, que en realidad estemos hablando de un vehículo híbrido, puesto que combina el generador eléctrico con el motor flexible E85. El motor eléctrico tan sólo entraría en funcionamiento cuando el vehículo comienza a moverse desde parado así como en otro tipo de maniobras puntuales.

Lo que Saab no afirma es si este prototipo descapotable incluye el panel solar que incorpora el modelo del que deriva: el 9-X BioHybrid. Este panel solar tiene como función alimentar las baterías tanto cuando el vehículo está en movimiento como cuando está parado.

Otras innovaciones incluidas en el 9-X BioHybrid son los cinturones de seguridad con cuatro puntos de anclaje o la alerta por cambio involuntario de carril. Pero si algo llama la atención es la cámara instalada en el frontal del mismo que capta la existencia de tráfico y apaga o enciende las luces largas según el mismo.

Fuente: ElMundo

Comenta o Pregúntanos