Toyota crea el airbag trasero

Toyota crea el airbag trasero

image
La marca japonesa Toyota ha avanzado un poco más en sistemas de seguridad. La última innovación del fabricante nipón es un airbag trasero, el Sumplemental Restraint System (SRS), un dispositivo que protege a los pasajeros ubicados detrás en caso de colisión posterior.

Toyota es un ejemplo en cuanto tecnología basada en seguridad. Siempre en la vanguardia técnica, el fabricante nipón se esfuerza en conseguir que sus vehículos sean, ante todo, seguros.

Si ya sorprendió hace tiempo con los airbag que protegen las rodillas, ahora demuestran haber dado un paso adelante con este dispositivo: el airbag trasero.

Creado para proteger a los ocupantes de los asientos posteriores, este dispositivo, bautizado como Sumplemental Restraint System (cuya traducción en castellano es sistema suplementario de contención), se ubica en el techo y, en caso de que exista una colisión trasera, se despliega como una cortina protegiendo la cabeza y el cuello de los pasajeros del asiento de atrás.

El SRS ha sido concebido para equipar coches pequeños, en los que sus recortadas dimensiones impiden que la carrocería absorba, tan eficazmente como en un coche más grande, el impacto producido en un accidente. Así, será su pequeño utilitario, el Toyota iQ, el que equipe este innovador sistema de seguridad. De esta manera, las personas que viajan en la parte posterior del coche estarán protegidas de graves lesiones en cuello y espalda, muy habituales en los choques traseros.

Toyota trabaja activamente en el área de la seguridad en tres frentes: desarrollando vehículos seguros y nuevos sistemas de seguridad, participando activamente en campañas de tráfico de prevención y realizando actividades para la educación del conductor.

Comenta o Pregúntanos