Toyota reduce drásticamente sus predicciones de beneficios

Toyota reduce drásticamente sus predicciones de beneficios

image
Las malas noticias ya son oficiales. Katsuaki Watanabe, presidente de Toyota, ha comunicado una importantísima reducción en las previsiones de beneficios de su empresa, que cerrará el presente año fiscal con unas pérdidas operativas de 150.000 millones de yenes (1.187 millones de euros/1.661 millones de dólares). Esta será la primera vez que Toyota registre pérdidas por su actividad ordinaria desde su fundación.

Pese a este mal dato, terminadas las cuentas Toyota obtendrá unos beneficios de 50.000 millones de yenes (395 millones de euros/553 millones de dólares). Escasos, pero beneficios a fin y al cabo. La culpa de este desbarajuste recae en una crisis económica “de una escala que sólo se da una vez cada cien años”.

Inicialmente, la compañía estimó que 2008 terminaría con unos beneficios de 1,25 billones de yenes, lo que debería bastar para hacernos a la idea de la gravedad de la situación. De hecho, el mes pasado Toyota aún pensaba que tenía a su alcance un beneficio de 550.000 millones de yenes. Y lo que es peor: Watanabe no descarta futuros recortes antes de que termine este año fiscal (con fin en marzo), así que no pienses ni por un momento que esta montaña rusa ha llegado al fin de trayecto.

Por otro lado, y esto es igual de significativo, Toyota no ha querido hacer públicos sus pronósticos para el próximo año fiscal, y del mismo modo ha rehusado comentar sus metas para 2009. Una decisión inteligente, y es que tal y como están las cosas, no parece el mejor momento para meterse a adivino.

Comenta o Pregúntanos