Un híbrido para Le Mans

Un híbrido para Le Mans

image
La marca francesa ha presentado su posible nueva arma en los circuitos: una prototipo basado en el 908 HDI FAP que recupera y reutiliza la energía de las frenadas para mejorar su rendimiento.

Tras acariciar la victoria en la última edición de las 24 Horas de Le Mans, Peugeot sigue empeñada en llegar a lo mas alto dentro del mundo de las carreras de resistencia. Al menos eso se intuye tras el concept-car 908 HY.

Tras acariciar la victoria en la última edición de las 24 Horas de Le Mans, Peugeot sigue empeñada en llegar a lo mas alto dentro del mundo de las carreras de resistencia. Al menos eso se intuye tras el concept-car 908 HY, en realidad un 908 HDi FAP con un sistema híbrido de recuperación de energía que podría ser el próximo arma de Peugeot en las carreras de resistencia. Eso si, siempre que la normativa lo autorice.
[foto de la noticia]
ampliar foto

En realidad, el sistema es el ya conocido Kerns de la Fórmula 1 y cuyo principio consigue en recuperar -y almacenar para luego usarla- la energía cinética que se libera en las frenadas. De otra manera, se perdería que es lo que ocurre en los coches convencionales.

El 908 HY es híbrido precisamente porque esa energía no desperdiciada se combina con la que aporta el motor tradicional de combustión, en este caso un diésel.Y puede usarse de dos maneras: bien para consumir menos combustible manteniendo las mismas prestaciones; o bien empleándola puntualmente en, por ejemplo, un adelantamiento.

Hasta 80 caballos extras

Los elementos principales del sistema son tres. El primero es un motor-generador eléctrico que tiene una potencia de 60 kilovatios (unos 80 caballos), que está situado en la posición habitual del motor de arranque. Luego están las baterías, que almacenarán la energía generada mediante 600 células de iones de litio. Finalmente, y para que pueda desempeñar su función, un sistema eléctrico permitirá gestionar los flujos de energía entre los dos anteriores elementos.

El concepto 908 HDi, podrá, por lo tanto, moverse en modo sólo eléctrico (en boxes, por ejemplo), térmicamente o utilizando la combinación de los dos motores. De este último modo, el sistema recuperará energía durante 20 o 30 segundos y el piloto tendrá la posibilidad de utilizar esos 80 caballos extra bien de manera automática en las reaceleraciones; o para facilitar un adelantamiento. Al igual que para reducir el consumo, sin variar las prestaciones del vehículo.

A pesar de la efectividad de esta tecnología y de las posibilidades que ofrece, no es seguro que el 908 pueda llevarlo en 2009, pues dependerá del desarrollo del futuro reglamento de la categoría LMP1.

Además, cabe recordar que si este elemento se daba por seguro para la próxima temporada de Fórmula 1, ahora la decisión no parece tan clara. Básicamente, porque las baterías deben almacenar una gran cantidad de energia y deben hacerlo de forma segura. Algo que han dejado en evidencia incidentes como la descarga que sufrió un ingeniero de BMW al tocar un monoplaza de la marca equipado con un sistema kerns.

Fuente: ElMundo

Comenta o Pregúntanos