VW enriquece la fórmula Golf Plus

VW enriquece la fórmula Golf Plus

image
Tres años después de su lanzamiento, la marca alemana renueva esta versión pseudomonovolumen del Golf. Recibe pequeños cambios estéticos y de equipamientos, aunque la gran mejora llega de la mano de las nuevas mecánicas diésel common rail. Se pondrá a la venta en marzo de 2009.

Puede que, cuando se lanzó, el Golf Plus no contase con todas las bendiciones del gran público. En el fondo, no dejaba de ser una carrocería más alta y espaciosa, con cuatro puertas y portón posterior, desarrollada a partir del compacto alemán. Y quien buscase espacio, de verdad, ya tenía en la oferta el monovolumen Touran al que luego se sumaría la versión familiar Variant. El caso es que en ese tiempo, se han vendido más de 500.000 unidades en todo el mundo que justificaron la decisión de su producción y, ahora, la de la renovación.

Esta ha llegado apenas dos meses del lanzamiento de la sexta generación del Golf, (por ahora solo con tres y cinco puertas) y en la que se inspira el rediseño exterior del coche. Lo cual se aprecia especialmente en los trazos del frontal y del capó. Son nuevos la parrilla, paragolpes y faros delanteros (estos, con luz diurna de serie), mientras que los antinieblas adoptan las luces de giro. También cambia el diseño del paragolpes posterior, las llantas de aleación –de hasta 18 pulgadas- y las barras de techo, negras en los dos primeros acabados y cromadas en el Highline.

En el interior, la posición elevada de los asientos, la versatilidad de la banqueta trasera desplazable longitudinalmente en 160 centímetros y abatible por partes, los asientos sobreelevados (el del acompañante lleva el respaldo abatible), más el suelo variable del maletero, se encargan de aportar la versatilidad. Mientras que los cambios en la instrumentación, en el volante, en las tapicerías o en los mandos de la climatización, le dan el toque de estilo.

Gama de motores eficientes y ecológicos

No obstante, el gran avance de la generación del Golf Plus se produce en las mecánicas que, cuando la oferta se haya completado, constará de cinco propulsores de gasolina y cuatro turbodiésel. El rango de potencias va desde los 80 hasta los 160 caballos, y entre los 90 y los 140 caballos, respectivamente. Siempre se trata de bloques de cuatro cilindros, sobrealimentados cuando tienen 90 caballos o más y todos cumplen la norma Euro 5. Volkswagen ha decidido no ofrecer cambio automático clásico y todas las versiones, salvo las básicas, podrán montar opcionalmente la caja automática de doble embrague DSG de 6 y 7 velocidades. En el caso particular de los diésel, cuentan con filtro de partículas y sistema de inyección common rail que los torna mucho más suaves y silenciosos que los que llevan bomba inyector. También más económicos, de forma que el ahorro en el consumo, respecto a anteriores mecánicas, llega a los 0,8 litros cada 100 kilómetros.

Por último, se incorporan nuevas tecnologías ya vistas en otros modelos de la marca alemana, como son el Park Assist, un sistema que casi aparca solo el coche (el conductor solo frena o acelera); la cámara de visión trasera o el ACC, un control de crucero activo que mantiene automáticamente la velocidad y la distancia con el coche de delante que haya fijado el conductor.

Individualización

Cuando se ponga a la venta el próximo mes de marzo, el Golf Plus se podrá adquirir con tres acabados: Trendline, Comfortline y Highline (que reemplaza al anterior Sportline. La dotación mínima incluye 6 airbags, reposacabezas activos, ESP, climatizador, ordenador de a bordo, cierre centralizado y espejos, tiradores y paragolpes en el color de la carrocería. El máximo equipamiento de serie añade asientos deportivos (con las bandas centrales en cuero Alcantara), faros antiniebla con luz de giro estática, climatronic, barras del techo de color plata, paquete de invierno, volante multifunción y llantas de aleación ligera de 17 pulgadas.

Con sobreprecio, se podrán añadir detalles como los faros bi–xenón con luz de giro o llantas de aleación ligera de hasta 18 pulgadas, aunque el colmo de los sibaritas lo representa el Collectors Edition Volkswagen Individual, un estudio realizado con el que se demuestran las inmensas posibilidades de individualización del Golf Plus. Por ejemplo, la carrocería está lacada en color «blanco efecto perla», el interior está revestido en napa de gran calidad de color negro y crema, se han introducido remates hechos en laca de piano negra brillante e incluso se ha integrado en el salpicadero una cafetera Expresso. La marca no ha decidido si finalmente este modelo se llegará a producir en serie.

Comenta o Pregúntanos