1.000 millones para coches eléctricos

1.000 millones para coches eléctricos

El Gobierno destinará 1.000 millones de euros durante 2010 a actuaciones ‘emblemáticas y singulares’ en el sector de la automoción que vayan destinadas sobre todo al desarrollo de coches eléctricos e híbridos, ha anunciado la secretaria general de Industria, Teresa Santero, en una comparecencia ante la Comisión de Industria del Congreso para presentar los presupuestos de su departamento para el próximo año.

La responsable de Industria ha asegurado además que, de los 592 millones del plan de competitividad para sectores estratégicos reservados para 2010, el sector del automóvil recibirá 250 millones. La pasada semana, el ministro Miguel Sebastián ha asegurado que, de los 800 millones dedicados el año pasado, 110 millones se imputaron como gastos de las cuentas públicas y 690 millones se recuperaron a través de préstamos del Estado.

Sobre los avales al sector, Santero ha dicho que persiguen la ‘introducción de nuevos modelos, con prioridad a las nuevas tecnologías y, si puede ser, a coches eléctricos e híbridos’. ‘Habitualmente surgen proyectos y la idea es tener la capacidad de poder captarlos, pero no existe una convocatoria abierta, sino que vamos a ir viendo a medida que surjan’, ha explicado.

Santero ha asegurado además que durante el próximo año podría haber ‘tres, cuatro o cinco posibilidades buenas que hay que estar dispuestos a poder apoyar’. El sector, ha dicho, se está ‘recuperando’ y ‘va mucho mejor’, y ‘van a surgir proyectos, por lo que su departamento quiere estar ‘preparado’ para ‘apoyarlos’.

La Dirección General del Tesoro, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, ha dotado a Industria de esta provisión de avales, que ayudará al desarrollo de algunos proyectos que ‘antes no podían acceder a préstamos cuantiosos’, ha asegurado Santero.
Presupuestos más dirigidos

La secretaria general de Industria ha explicado que los presupuestos de su departamento para el próximo ejercicio están ‘más dirigidos a actuaciones específicas’ y, como en el ejercicio anterior, son ‘austeros’. ‘Hemos hecho un enorme esfuerzo de prioridades para concentrarnos en actuaciones que consideramos fundamentales’, ha explicado, antes de decir que su departamento prefiere ayudas a la financiación antes que subvenciones.

En total, la actividad industrial contará con un presupuesto de 2.827 millones, 329 millones menos que en 2009. Pese a ello, esta partida equivale a un 41 por ciento del presupuesto total del conjunto del Ministerio de Industria.

El descenso se debe a que este año no se recogerá la dotación del Plan VIVE, de 500 millones. Los gastos corrientes aumentarán por dotaciones relacionadas con la presidencia de turno de la UE. Además, el sector aeroespacial recibirá 379 millones, mientras que la dirección de pymes verá elevado en un 22 por ciento su presupuesto.

Comenta o Pregúntanos