Abarth 695 Tributo Ferrari

Abarth 695 Tributo Ferrari

El Abarth 695 Tributo Ferrari es un Abarth 500 (modelo basado en el Fiat 500) con algunas diferencias de aspecto y mecánicas.

Las principales son el motor, 1.4 sobrealimentado, que da 180 CV en vez de los 160 CV de la versión del Abarth 500 con el kit «esseesse»; y el cambio de marchas, que es automático de cinco velocidades (es un cambio igual que uno manual pero con un automatismo para el embrague y la selección de marchas; Abarth lo llama MTA, del inglés «Manual Transmisión Automated»). Las marchas se engranan desde las levas que hay en el volante.

El 695 Tributo Ferrari alcanza 225 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7 s. Son datos similares a los que consigue un MINI Cooper S (175 CV), un Opel Corsa OPC (193 CV) o un SEAT Ibiza Cupra (180 CV).

Abarth 695 Tributo Ferrari. Modelo 2010Tiene un sistema de escape denominado «Record Monza» diseñado, según Abarth, para mejorar las prestaciones y el sonido del motor por encima de las 3.000 rpm. El motor da la potencia máxima a 5.750 rpm y el par es de 230 Nm a 3.300 rpm.

Los frenos son Brembo, con discos de 284 mm delante y 240 mm detrás. Las pinzas están pintadas de color rojo, las delanteras de cuatro pistones La suspensión tiene unos ajustes específicos. Las llantas tienen un diseño «inspirado en las llantas Ferrari» (Abarth Style 7”x17”) y los neumáticos son 205/40.

La carrocería está pintada de color «Rojo Escudería» y hay detalles en «Gris Racing» (las líneas que recorren longitudinalmente el coche desde el capó hasta el portón, las llantas, el difusor trasero y el marco de las entradas de aire del paragolpes delantero).

A diferencia de cualquier otro 500, éste puede tener faros de xenón. También tiene alumbrado lateral.

Los asientos (denominados «Abarth Corse by Sabelt») están tapizados en piel y pesan 10 kg menos respecto de los asientos normales de serie. El volante también está tapizado de piel negra, con inserciones rojas. El cuadro de instrumentos tiene un cierto aire al de los modelos de Ferrari. Hay otros detalles decorativos específicos, entre ellos una placa con la numeración de la unidad.

En 1953 se construyó el Ferrari 166/250 MM Abarth, el único Ferrari-Abarth de la historia, que participó en competiciones como la Mille Miglia. Abarth desarrolla sistemas de escape específicos para Ferrari.

Comenta o Pregúntanos