Abarth en el 35º Salón de Barcelona

Abarth en el 35º Salón de Barcelona

image
* El Salón de Barcelona es la primera gran muestra nacional donde está presente la marca Abarth, en pleno proceso de desarrollo en el mercado español.

La marca Abarth ha iniciado recientemente su andadura en España con la apertura de concesionarios en las principales provincias españolas. Al finalizar 2009, contará con 9 concesionarios repartidos por todo el territorio: Asturias, Valencia, Barcelona, Madrid, Sevilla, Galicia y Canarias.

En todo el mundo, los coches Abarth se recuerdan y aprecian como automóviles deportivos y capaces de poseer, mediante la más brillante técnica mecánica, el legado de una tradición de carreras y de victorias. Automóviles que, en su uso cotidiano, saben ofrecer grandes sensaciones y devolver el auténtico placer por la conducción.

Actualmente, la marca cuenta con dos modelos, que estarán presentes en la muestra catalana: el Abarth Grande Punto y el Abarth 500, este último también se mostrará en su versión essesse.
Abarth Grande Punto y Abarth 500: los grandes protagonistas del stand Abarth

El primero de los Abarth de la nueva era es el Abarth Grande Punto, con un motor 1.4 gasolina turboalimentado que desarrolla 155 CV y un par motor de 206 Nm que puede llegar hasta 230 Nm gracias a la función “overboost”. Las prestaciones hablan por sí solas y el Abarth Grande Punto alcanza los 208 km/h de velocidad punta y acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos. La imagen del Grande Punto se transforma con la incorporación de nuevos elementos exteriores que además de un acertado resultado estético tienen una función aerodinámica. En el interior ofrece unos excelentes asientos con los reposacabezas integrados y una nueva instrumentación, además de pedales y reposapiés izquierdo en aluminio. El equipamiento de seguridad está al más alto nivel, con seis airbags, ESP (sin posibilidad de desconexión), repartidor electrónico de frenada EBD y ASR.

image

Para los más exigentes se ofrece el kit “esseesse” que puede ser montado en el momento de la compra del vehículo o durante el primer año de uso, siempre que no se hayan superado los 20.000 km. Este kit incluye una nueva configuración de la centralita del motor que eleva la potencia hasta los 180 CV y el par hasta los 270 Nm, con lo que la velocidad máxima alcanza los 215 km/h y la aceleración de 0 a 100 km/h se consigue en 7,5 segundos. Para mantener el nivel de seguridad con estas nuevas prestaciones el kit incluye nuevos discos de freno perforados con pastillas de alto rendimiento, llantas de 18 pulgadas, suspensión específica rebajada y elementos estéticos específicos.

El Abarth 500 es, por su inconfundible estética y su diseño que recuerda a los míticos 850 TC de los años 70, el vehículo que mejor transmite a simple vista la filosofía de Abarth. La silueta del 500 se ha modificado siguiendo fielmente el estilo de aquellos míticos Abarth, pero cada una de sus modificaciones tiene un sentido práctico y una función. El frontal adelantado permite dejar más espacio al turbocompresor y cada una de las tomas de aire y elementos aerodinámicos cumplen su función para mejorar el comportamiento del pequeño Abarth. El resultado estético es simplemente espectacular.

Pero tan espectacular como su aspecto es el rendimiento del Abarth 500. Su motor gasolina turboalimentado de 1.4 litros ofrece 135 CV con un par que llega hasta los 206 Nm cuando se pulsa el interruptor “Sport” del salpicadero. La velocidad punta que consigue el Abarth 500 es de 205 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. El Abarth 500 incorpora también el sistema TTC (Torque Transfer Control) que mejora la capacidad de tracción en curva, evitando que la rueda interior pierda tracción, pero sin modificar la entrega de potencia del motor ni alterar el funcionamiento del ESP.

Para el Abarth 500 también hay disponible un kit “esseesse” que incrementa la potencia del propulsor hasta los 160 CV y el par hasta los 230 Nm, para conseguir una velocidad de 211 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos. Este kit incluye también otras modificaciones como los discos de freno perforados con pastillas específicas, suspensión rebajada, llantas de 17 pulgadas, filtro de aire BMC, medidores de presión de los neumáticos y detalles exclusivos de decoración. El kit, al igual que el del Grande Punto, sólo puede montarse en el momento de la compra o antes de que transcurran un año o 20.000 kilómetros de la vida del vehículo.

image

Merchandising y competición completan el mundo Abarth

Para completar esta nueva forma de entender el vehículo deportivo y vivir más intensamente el mundo Abarth, se ha creado toda una línea de productos y complementos personales en asociación con las más importantes firmas italianas de moda deportiva. El cuidado diseño y calidad de cada uno de estos productos, ya sean complementos, ropa, juguetes o las preciosas reproducciones a escala de los modelos históricos o actuales de Abarth, distinguen esta nueva línea que está disponible en los concesionarios de la marca y a través de la Web www.abarth.es desde la que es posible descargarse el catálogo completo.

Las carreras y la competición constituyen el tercer pilar sobre el que se ha construido esta nueva marca. En 2009, España protagonizará dos de las “paradas” de las 500 Challenge que recorrerá toda Europa. El 31 de mayo y el 27 de septiembre, en Valencia, los 500 más “picantes” volverán a rugir en las pistas españolas.

Abarth Fiat Prensa

Comenta o Pregúntanos