CEA recomienda tener en cuenta la seguridad activa a la hora de comprar un vehículo de segunda mano

CEA recomienda tener en cuenta la seguridad activa a la hora de comprar un vehículo de segunda mano

image
El Comisariado Europeo del Automóvil, CEA, Club de Automovilistas recomienda que ante la época de crisis, todas las personas que adquieran un vehículo de segunda mano por ser más barato, no se fijen sólo en el precio y miren también todos los elementos de seguridad que trae el coche equipado. Cabe señalar, que la media aproximada de edad de los vehículos de ocasión ronda los 15 años y no se fabricaban con ABS de serie, entre otros elementos de seguridad.

El Comisariado Europeo del Automóvil, CEA, Club de Automovilistas, quiere asesorar a los automovilistas ante la compra de un vehículo, que debido a la crisis está aumentando las ventas de coches de segunda mano por su bajo precio, no superando los 1.000 euros. De hecho, según un reciente análisis las ventas de este tipo de vehículos aumentaron hasta un 40 por ciento.

Como es evidente, los bolsillos de los españoles se resiente y buscan vehículos de ocasión, cuyo precio medio es de 700 euros. Y es importante tener en cuenta no sólo el precio del vehículo, sino también la seguridad del conductor y los acompañantes. Por ello, CEA quiere recomendar a los compradores que no sólo se fijen en el precio a la hora de adquirir un coche de segunda mano, y sí lo hagan en los dispositivos de seguridad. Cabe señalar que el mercado de los vehículos de ocasión está envejecido y tiene una media de 15 años. Estos vehículos, evidentemente no incluyen todas las mejoras tecnológicas que incorporan los vehículos actuales, pero tienen que tener al menos los mínimos elementos de seguridad.

Para CEA el equipamiento de estos vehículos es uno de los puntos flacos de su seguridad, ya que sólo el 14 por ciento disponen de ABS o airbag de conductor. Sin embargo, si que incluyen en mayor o menor medida elementos de confort como el aire acondicionado o la dirección asistida.

Elementos de seguridad necesarios ante la compra de un vehículo

Sistema Anti-Bloqueo ABS

Se desarrolló inicialmente para los aviones y, posteriormente, fue introducido por Bosch en 1978 en serie para los automóviles y se ha convertido, hoy en día, en el más popular de estos sistemas. Desde el año 2004, es decir sólo hace 5 años y no 15 como es los años de fabricación del mercado de segunda mano, se equipa en todos los vehículos destinados a la Unión Europea y, actualmente, también se monta en muchas motocicletas de alta cilindrada. El ABS evita, mediante breves intervenciones en el sistema de frenado, que las ruedas se bloqueen al frenar, por lo que el vehículo permanece dirigible en todo momento, de modo que el conductor puede esquivar obstáculos repentinos de forma segura, incluso cuando se pisa a fondo el pedal de freno.

Los Airbags

Son unas bolsas que, mediante un sistema pirotécnico, se inflan en fracciones de segundo cuando el coche choca con un objeto sólido a una velocidad considerable. Su objetivo es impedir que los ocupantes se golpeen directamente con alguna parte del vehículo. Actualmente existen las bolsas frontales, laterales, tipo cortina (para la cabeza) e incluso para las rodillas. Sin embargo, en los vehículos de segunda mano, incluso sólo el 14% incluía el del conductor.

Programa Electrónico de Estabilidad ESP

Bosch introduce este sistema en el mundo automovilístico en el año 1995, siendo un desarrollo del ABS (1978) y del Control de Tracción (1986), a los que, a su vez, engloba. Es decir, un coche que tenga Control de Estabilidad, dispondrá siempre de ABS y Control de Tracción, ya que ambos forman la base de su funcionamiento. Cuando el ESP detecta una situación de riesgo, actúa en milésimas de segundo, hasta 25 veces por segundo, frenando independientemente una de las cuatro ruedas – la que interese -, estabilizando el coche y, si fuera preciso, cortando potencia al motor y evitando, de este modo, que se pueda producir un derrape. Según estudios recientes, se calcula que este sistema podría evitar en torno a 600 muertes al año en España y ha sido considerado en Estados Unidos como el sistema de seguridad, tras el cinturón, con el mayor potencial para salvar vidas en accidentes de tráfico.

Control de Tracción ASR o TCS

El sistema de control de la tracción ASR evita que patinen las ruedas, tanto al acelerar como al arrancar, principalmente en superficies deslizantes: calzada mojada, nieve, hielo, tierra, gravilla, hojarasca húmeda, etc., garantizando una buena tracción y asegurando la estabilidad y maniobrabilidad del vehículo en estas situaciones. Si se produjera una brusca aceleración de un vehículo en plena curva, las ruedas podrían llegar a patinar (sobre todo si estamos en un firme deslizante), por lo que el Control de Tracción podría corregir esta situación de sobreviraje (derrape del vehículo por su parte trasera) cortando par al motor. Esta innovación técnica se desarrolló en 1986, (hace 23 años) pero no se ha incorporado en los vehículos hasta hace pocos años.

Desde este enlace puedes descargarte la Guía de Compra de Coche Seguro y si deseas ampliar información, puedes contactar directamente con el Departamento de Comunicación de CEA.

Comenta o Pregúntanos