Condenas de tráfico que no se cumplen

Condenas de tráfico que no se cumplen

El 80 por ciento de las condenas a trabajos en beneficio de la comunidad por haber cometido un delito contra el tráfico no se cumplen por falta de plazas, según señala la Memoria Anual de la Fiscalía General del Estado de 2008, que advierte de que esta situación ‘dará lugar a que prescriban un gran número de penas’.

Así, la memoria, dada a conocer con motivo de la apertura del Año Judicial, señala que ‘el porcentaje de condenas pendientes de cumplimiento ronda el 80 por ciento’, en total unas 50.000 condenas que esperan ser ejecutadas. Desde que se reformó el Código Penal en 2007 para introducir delitos contra el Tráfico se han dictado unas 60.000 condenas de trabajos en beneficio de la comunidad.

Frente a ese número de condenas, según la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, en enero de 2009 había un total de 11.404 plazas ofertadas para realizar trabajos en beneficio de la comunidad en toda España excepto en Cataluña, donde el número de plazas era de 3.600.

‘Esta situación ha de ponerse de manifiesto con energía ya que las dificultades reseñadas darán lugar a que prescriban un gran número de penas, con la frustración del fin resocializador de las mismas y originando además sentimientos de impunidad’, advierte en su informe la Fiscalía de Seguridad Vial.

Asimismo, la fiscalía señala que otra consecuencia ‘significativa’ de la reforma del Código Penal es el ‘notable incremento’ de trabajo tanto en los servicios penitenciarios como en los juzgados de vigilancia, lo que da lugar a ‘dificultades para una rápida ejecución de la pena’.

Así, en 2008 y en el territorio competencia de Instituciones Penitenciarias han sido recibidas 33.184 sentencias por delitos contra la seguridad vial, de las que 30.417 llevaban aparejado una condena a trabajos en beneficio de la comunidad. Respecto de Cataluña, fueron dados de alta 7.194 condenas a este tipo de penas por delitos contra la seguridad vial, constituyendo, en este territorio, el 79,65 por ciento de la totalidad de trabajos en beneficio de la comunidad.

La Fiscalía sugiere que ‘para salvar estos inconvenientes’ se ’desvincule de forma absoluta’ los trabajos en beneficio de la comunidad de los cursos de sensibilización, a los que las personas condenados tienen que presentarse, y crear talleres de actividades en materia de seguridad vial, donde la labor que se desempeñe ‘no sólo sea de utilidad pública sino también un instrumento provechoso para la reeducación y resocialización del penado’.

En beneficio de los parados En este sentido, en otro punto de la memoria, la Fiscalía de Seguridad Vial sugiere que, dado el número de parados que ha originado la crisis económica, las penas de trabajos en beneficio de la comunidad se orienten a que ‘el penado con capacidad realizara prestaciones sociales en favor de las personas en situación de desempleo’.

Precisamente sobre los parados, la Fiscalía recomienda a los fiscales que sus actuaciones, ‘dentro del marco de la ley, no sean ajenas a estas circunstancias personales’ y que se ‘valore en su justa medida y ‘ad casum’ en el proceso’ la situación en la que se encuentran estas personas.

Además, la memoria insiste en el ‘problema para la credibilidad de la respuesta penal en materia de seguridad vial que deriva del atraso que en las grandes capitales sufren las ejecutorias y las consecutivas conducciones posteriores de vehículos, impunes tras haberse pronunciado sentencia firme con privación del permiso de conducir’.

Por último, la Fiscalía se congratula del ‘muy relevante’ descenso de muertos en las carreteras durante 2008, y señala que la percepción general de las fiscalías es que las medidas administrativas sancionadoras y las penales ‘están originando una reducción en la siniestralidad de las carreteras’. Así, destaca la ‘enorme eficacia’ del carné por puntos como ‘impulsor de la legalidad vial’.

Comenta o Pregúntanos