El automóvil pide ayudas urgentes y más ambiciosas

El automóvil pide ayudas urgentes y más ambiciosas

REDUCIR EL STOCK
image

El Gobierno se ha comprometido a anunciar antes de fin de mes un plan de choque para apoyar a fabricantes y vendedores de vehículos a afrontar la parálisis, se necesitan ayudas urgentes y más ambiciosas. «Ningún plan será eficaz sin incentivos a la demanda», afirma Anfac.

MADRID.-Enero se le está haciendo eterno al sector del automóvil. A la pérdida de 480.000 unidades que sufrió el mercado el año pasado se sumarán otras 400.000 en 2009, la acumulación de stocks en los concesionarios y ajustes cada vez más drásticos en las fábricas: Nissan presentará hoy un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la suspensión temporal de 160 días de producción en su factoría de Avila, para aplicar hasta marzo de 2010.

Más de 60.000 personas se vieron afectadas por ERE en 2008 a lo largo del sector. En los concesionarios se perdieron alrededor de 10.000 empleos. El Gobierno se ha comprometido a anunciar antes de fin de mes un plan de choque para apoyar a fabricantes y vendedores de vehículos a afrontar la parálisis que afronta esta actividad. Pero a medida que pasa el tiempo, crece la ansiedad. «Se necesitan medidas urgentes y más ambiciosas. De nada servirá un paquete de ayudas a planes industriales de 800 millones de euros si no se incentiva la demanda de automóviles», opina Luis Valero, director general de la Asociación de Fabricantes de Vehículos (Anfac).

Comenta o Pregúntanos