El precio de los coches no subirá

El precio de los coches no subirá

image
La aplicación del nuevo plan de ayudas directas, el Plan 2000E, que entrará en vigor el 1 de junio, no supondrá una subida en el precio de los coches, según ha asegurado la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam). Este organismo, al igual que el resto de patronales de vendedores (Ganvam), concesionarios (Faconauto) y fabricantes (Anfac), han dado la bienvenida a las nuevas medidas.

La puesta en marcha del nuevo sistema de ayudas directas para la compra de automóviles, el Plan 2000E, anunciado ayer por el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, ya ha originado un aluvión de reacciones por parte de las principales asociaciones del sector. Una de las afirmaciones más interesantes ha sido la realizada por la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam). Su presidente, Germán López Madrid, en declaraciones a Europa Press, ha afirmado que su ‘asociación cumplirá su compromiso y apoyará la iniciativa del Ejecutivo, que no supondrá una subida en el precio final de los automóviles’.

Según el Gobierno, el Plan 2000E entrará en vigor el 1 de junio, tendrá una duración de un año y estará limitado a 200.000 operaciones. En él, se primará la adquisición de los vehículos menos contaminantes y será incompatible con el Plan VIVE.

López Madrid, además, ha pedido el apoyo de las comunidades autónomas. Desde Aniacam se pretende señalar el nuevo escenario como ‘una gran oportunidad para comprar un coche en unas condiciones francamente favorables’, ya que a las ayudas directas anunciadas hay que sumarles los distintos descuentos vigentes por los fabricantes de automóviles.

Por su parte, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), ha manifestado su satisfacción ante las ayudas anunciadas por el Gobierno. Su presidente, Juan Antonio Sánchez Torres, ha pedido más información y coordinación, así como la necesidad de que ‘se despejen las incertidumbres’ que pueden generar las nuevas ayudas con las ya lanzadas en algunas comunidades autónomas. Este organismo ha exigido que el nuevo Plan 2000E entre en vigor de forma inmediata, pues esperar al 1 de junio puede tener un efecto negativo para las ventas de mayo, ya que los automovilistas retrasarían su intención de compra.

La patronal de concesionarios (Faconauto) también se ha mostrado favorable ante el nuevo sistema de ayudas. Su máximo responsable, Antonio Romero-Haupold, ha asegurado al igual que Aniacam, que estas medidas ‘no harán subir el precio final de los coches’. Sobre los efectos en el sector de la automoción, Faconauto considera que se mantendrán 160.000 empleos en los concesionarios de automóviles y se evitarán más despidos. Romero-Haupold ha añadido que ‘las nuevas medidas ayudarán a renovar el parque automovilístico español, el segundo más viejo de Europa’.

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) también ha agradecido al Gobierno el esfuerzo realizado, aunque ha exigido a las comunidades autónomas que se sumen de forma inmediata al nuevo sistema de ayudas directas.

Marcas de coches como Ford y Renault ya han mostrado su apoyo al nuevo Plan 2000E. Consideran que tendrá los mismos efectos positivos que en los países europeos que ya se han aplicado. La marca del rombo considera, además, que la producción de las factorías españolas aumentará.
Sindicatos y partidos políticos, opiniones enfrentadas

Comisiones Obreras (CC.OO.) ha valorado de forma positiva el anuncio realizado por Rodríguez Zapatero, aunque pide que el sistema de ayudas directas esté vigente más de un año. Por su parte, UGT también ha dado la bienvenida al Plan 2000E y ha señalado que habrá efectos positivos en otros sectores, como el de los seguros de automóviles y el de las empresas financieras.

El mundo de la política también ha reaccionado al nuevo Plan 2000E. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha sido una de las personalidades políticas más críticas con el anuncio de las nuevas medidas por dos motivos: en primer lugar, las distintas CCAA no han sido informadas con anterioridad y, en segundo lugar, hay otros sectores de la economía que están en crisis y que también podrían reclamar ayudas directas.

Por su parte, el secretario de Industria de la Generalitat de Cataluña, Antoni Soy, se ha manifestado en los mismos términos que Aguirre, ya que las CC.AA. no han sido ‘consensuadas previamente’. Soy ha asegurado que ‘se enteró de los planes del Ejecutivo unas dos horas antes de que Zapatero lo hiciera público’.

Comenta o Pregúntanos