El próximo MX-5 será más pequeño y más ligero

El próximo MX-5 será más pequeño y más ligero

Si le preguntas a un fanático de los coches clásicos cuál es el mayor defecto de los modelos actuales, te dirá que es el sobrepeso y la exagerada complejidad técnica. Y razón no le va a faltar. Las marcas dicen que los coches pesan más por motivos de seguridad, cosa que en parte es cierta, pero no es menos cierto que vende más decir que el coche tiene 300 caballos que decir que tiene 200, aunque a la postre ambos tengan 6 kg/CV. Y es que en el colegio se debería enseñar que lo que importa es la relación entre cuantos caballos tiran, y cuantos kilos hay que arrastrar…

Temas de marketing a parte, el caso es que la evolución nos ha llevado a coches más y más grandes, y ahora, con las prisas del cambio climático, las emisiones y el precio del combustible, parece que todos los constructores parecen decididos a trabajar para intentar salvar la situación de una u otra manera.

La estrategia de Mazda pasa por aligerar sus coches, contar con motores más pequeños y eficientes, y lograr con todo ello una mayor eficiencia.

Ya lo vimos con el Mazda 2, pero donde realmente vamos a tener un salto interesante e importante es con el MX-5. El pequeño roadster nipón nació como un ligero biplaza de tracción trasera, pero con el paso de los años ha ido ganando peso, lo que ha hecho que se necesitaran más caballos para mover con la misma agilidad la carrocería.

Pero para la próxima generación esto va a cambiar, ya que según fuentes internas de la compañía, el nuevo Miata tiene un peso objetivo de tan solo 1.000 kilogramos. Gran parte del adelgazamiento necesario, cercano a los 200kg, se va a conseguir a base de la técnica downsizing, y es que el tope de gama pasará a usar un 1,6 litros para sustituir al 2,0, pero conservando sus 160-170 CV.

Las dimensiones exteriores también se verán reducidas, aunque la batalla y el ancho de vía se conservarán, lo que lo acercará más a la idea de “coche con ruedas en las esquinas”.

Con lo bien que suena todo esto, lo que nos da rabia es saber que tendremos que esperar a 2011 para poder conocerlo en alguno de los salones internacionales.

Comenta o Pregúntanos