El sector, descontento con el Gobierno

El sector, descontento con el Gobierno

image
El sector del automóvil en pleno escenificará el viernes, 13 de marzo, su descontento con el Gobierno en un acto que se celebrará en la sede de la CEOE bajo la presidencia de Gerardo Díaz Ferrán, y que tiene por objeto reclamar al Ejecutivo nuevas medidas para paliar la crisis que sufre la automoción en todos los ámbitos.

Con esta iniciativa, más de una decena de asociaciones de la automoción pretenden trasladar a la opinión pública la situación “crítica” que atraviesa el sector del automóvil en España y, al mismo tiempo, demandarán al Gobierno la aplicación de medidas urgentes que frenen el desplome del mercado y la destrucción de puestos de trabajo.

El pasado 11 de febrero, Díaz Ferrán remitió sendas cartas al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, en la que exponía la difícil situación del sector del automóvil y solicitaba la puesta en marcha, “sin más dilación”, de medidas para incentivar la demanda, facilitar financiación y apoyar la competitividad del sector.

En concreto, el presidente de la CEOE pedía la puesta en marcha de un ‘plan Prever’ con una ayuda directa de 1.200 euros por coche y una inyección de liquidez 15.000 millones de euros en 2009 para el sector del automóvil. Díaz Ferrán trasladó estas propuestas en representación de más de una decena de organizaciones empresariales, que aglutinan a más de 83.000 empresas con 600.000 trabajadores, y que inducen más de 2,4 millones de empleos indirectos.

Miguel Sebastián respondió a la carta con otra misiva en la que se decía “plenamente consciente de la grave situación que atraviesa en estos momentos el sector del automóvil”, al tiempo que defendía el Plan Integral de Automoción, dotado con 4.000 millones de euros, y rechazaba la puesta en marcha de ayudas directas a la compra, apostando por las ayudas a la financiación previstas en el Plan VIVE.

El ministro de Industria afirmó que el Gobierno está actuando en relación con la necesidad de financiación de las empresas automovilísticas a través de las líneas habilitadas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Esta respuesta institucional no ha sentado bien entre las organizaciones del sector del automóvil, que han decidido unirse bajo el paraguas de la CEOE para presentar sus reivindicaciones, toda vez que el mercado automovilístico registra descensos mensuales cercanos al 50 por ciento, pese al elevado nivel de utilización del Plan VIVE, y que las empresas siguen teniendo problemas de financiación.

Comenta o Pregúntanos