Ford pretende vender Volvo a Geely

Ford pretende vender Volvo a Geely

El grupo automovilístico estadounidense Ford ha confirmado que ha seleccionado al fabricante chino Geely como negociador preferente para venderle la firma sueca Volvo, aunque ha precisado que aún no ha adoptado una decisión definitiva sobre la transacción.

La multinacional norteamericana ha apuntado que, aunque seguirá cooperando con Volvo en diferentes áreas tras la posible venta, tiene la intención de no mantener ninguna participación accionarial en la firma escandinava.

De cerrarse la operación, Volvo sería la cuarta marca de la que se deshace la firma del óvalo en los últimos años, tras la venta de Aston Martin a un consorcio de inversores árabes y la adquisición de las firmas británicas Jaguar y Land Rover por parte del grupo indio Tata.

El vicepresidente y director financiero de Ford, Lewis Booth, ha indicado que el objetivo de las conversaciones con Geely es asegurar un acuerdo en el mejor interés de todas las partes. Estas negociaciones contarán con la participación de los accionistas, de los representantes de los trabajadores y del Gobierno sueco.

‘Cualquier eventual operación deben asegurar que Volvo tiene los recursos necesarios, incluidas las inversiones de capital, para reforzar su negocio y posicionarse como una marca mundial, mientras Ford sigue centrándose en su plan estratégico ONE Ford’, ha añadido Booth.

Según el vicepresidente de la corporación estadounidense, Ford cree que Geely tiene el potencial para convertirse en un propietario responsable de Volvo en el futuro, y para sacar adelante su negocio preservando sus valores clave y la independencia de la marca sueca.
Sin fecha límite

No obstante, Booth ha advertido de que queda mucho trabajo por completar en negociaciones más detalladas, y ha subrayado que las partes no han establecido un calendario específico para cerrar la eventual venta de la firma nórdica.

Por su parte, el presidente de Ford Europa y de Volvo, John Fleming, ha asegurado que la compañía norteamericana entiende ‘la naturaleza sueca de Volvo como un icono’ y asume la responsabilidad con los empleados de la marca, con las comunidades locales y con otros accionistas.

‘Cualquier operación de venta requeriría tener en consideración las significativas conexiones entre Ford y Volvo, en lo referente a la continuidad del suministro de componentes, ingeniería y producción’, ha apuntado Fleming.

De su lado, el consejero delegado de Volvo, Stephen Odell, ha dado la bienvenida al anuncio de Ford, que ha interpretado como ‘un paso adelante positivo’. Odell ha anunciado que la marca seguirá centrada en producir buenos productos, en reducir sus costes y en retornar a la rentabilidad lo antes posible.

Comenta o Pregúntanos