Ford registró unas pérdidas de 11.000 millones de euros

Ford registró unas pérdidas de 11.000 millones de euros

image
A pesar de que el grupo Ford multiplicó por más de cinco sus pérdidas en 2008, hasta cerca de 11.000 millones, la compañía norteamericana asegura contar con liquidez suficiente para no recurrir a ayudas públicas.

El consorcio automovilístico estadounidense Ford registró unas pérdidas netas de 14.571 millones de dólares (10.984 millones de euros al cambio actual) durante el pasado ejercicio, lo que supone multiplicar por más de cinco los ‘números rojos’ de 2.723 millones de dólares (2.062 millones de euros) de 2007, informó la compañía, que mantiene su objetivo de volver a ser rentable en 2011.

La multinacional norteamericana registró una facturación de 146.300 millones de dólares (110.833 millones de euros) el pasado año, lo que representa una reducción del 15,1% en comparación con la cifra de negocio del ejercicio previo.
Alan Mulally, presidente de Ford, Mark Fields, vicepresidente y William Clay Ford Jr., director ejecutivo, durante la presentación realizada en el Salón Internacional de Detroit. Foto: AFP

La corporación cerró 2008 con una liquidez total de 24.000 millones de dólares (18.181 millones de euros), por lo que no necesita un crédito puente por parte del Gobierno de Estados Unidos. Asimismo, las ventas globales de la compañía alcanzaron 5,4 millones de unidades el pasado año, lo que supone un descenso del 17,5%.

Liquidez suficiente

El consejero delegado de la empresa con sede en Dearborn, en el Estado de Michigan, Alan Mulally, señaló su Ford cuenta en la actualidad con una liquidez suficiente para acometer su plan de negocio y las inversiones en nuevos productos.

También explicó que su compañía no necesita recurrir a financiación por parte del Gobierno de Estados Unidos a no ser que se produzca un fuerte retroceso de la economía o un acontecimiento significativo de la industria, como la suspensión de pagos de uno de sus competidores que provoque la interrupción de la base de suministro de su empresa.

Al mismo tiempo, Mulally resaltó que tanto Ford como la industria del automóvil se han enfrentado a fuertes caídas en los principales mercados del mundo en el cuarto trimestre del año, lo que ha tenido un impacto negativo sobre sus resultados de todo el ejercicio. “Continuamos realizando las acciones decisivas necesarias para reducir la producción y amoldarla a la baja demanda mundial, con el fin de reducir costes, lo que esperamos que nos permita disminuir de forma significativa nuestro ‘cash flow’ operativo negativo en 2009”, añadió.

Por otro lado, la multinacional señaló que durante 2008 registró un ahorro de 4.400 millones de dólares (3.300 millones de euros) en su división de Automoción, mientras que en el cuarto trimestre estos costes disminuyeron en 1.400 millones de dólares (1.060 millones de euros).

Último trimeste de 2008

Durante el cuarto trimestre del pasado ejercicio, Ford acumuló unas pérdidas netas de 5.875 millones de dólares (5.189 millones de euros), lo que supone multiplicar por dos sus pérdidas correspondientes al mismo trimestre del año anterior.

La compañía facturó 29.200 millones de dólares (22.121 millones de euros) entre octubre y diciembre de 2008, lo que supone un retroceso del 33,7%, mientras que sus ventas mundiales en el último trimestre del año pasado cayeron un 30,7%, hasta 1,308 millones de unidades.

Por regiones, Ford registró unas pérdidas 330 millones de dólares (250 millones de euros) entre octubre y diciembre de 2008 en Europa, frente al beneficio bruto de 223 millones dólares (168,9 millones de euros) de 2007, mientras que facturó 7.600 millones dólares (5.757 millones de euros), un 27% menos.

En Norteamérica, la empresa perdió en el último trimestre 1.900 millones dólares (1.439 millones de euros), un 26% más, mientras que su facturación se situó en 1.700 millones de dólares (1.287 millones de euros), un 29% menos.

En Sudamérica, la firma obtuvo un beneficio bruto de 105 millones de dólares (79,5 millones de euros) en el último trimestre, lo que supone un descenso del 75%, mientras que en Asia-Pacífico perdió 208 millones de dólares (157,5 millones de euros), frente a los 10 millones de dólares (7,5 millones de euros) de beneficio de 2007.

Por divisiones, la filial sueca de la compañía de Michigan Volvo contabilizó unas pérdidas brutas de 736 millones de dólares (557,5 millones de euros) en el último trimestre del año anterior, mientras que su facturación cayó un 35%, hasta 3.300 millones de dólares (2.500 millones de euros).

Mazda aportó al beneficio de Ford un total de 79 millones de dólares (59,8 millones de euros) entre octubre y diciembre del año pasado, un 5% más. Éste fue el último trimestre que Ford reportó los beneficios de Mazda, tras deshacerse de un 20% de la japonesa.

Para el conjunto de 2009, la empresa prevé que el mercado automovilístico mundial caiga un 10%, aunque indicó que las políticas públicas adoptadas en diferentes mercados podrían mejorar los volúmenes de matriculaciones a finales de año.

Comenta o Pregúntanos