Frankfurt 2009: BMW Serie 7 Active Hybrid

Frankfurt 2009: BMW Serie 7 Active Hybrid

Si ayer el Clase S híbrido enchufable de Mercedes no te causó sensación, no esperes que la versión “ecológica” del Serie 7 de BMW te salte los empastes de emoción. Es un Serie 7, tal cual, y si no fuera por sus pegatinas, sería casi imposible darse cuenta de que estamos ante un modelo realmente importante en la evolución de la gama.

Y es que este tipo de coches siempre agradece la hibridación, pues suelen tener trayectos urbanos largos en los que aprovecharse del ahorro de utilizar un motor eléctrico, al tiempo que además dejan de ser ta contaminantes. La potencia combinada del motor de combustión y el eléctrico lleva este modelo hasta los 465 CV, con un par máximo de 700 Nm.

Gallery: Frankfurt 2009: BMW Serie 7 Active Hybrid

Estas cifras le sirven para alcanzar los 100 km/h en tan sólo 4,9 segundos, con un consumo medio ponderado de 9,4 litros a los 100 kilómetros, que teniendo en cuenta las prestaciones, el tamaño y el peso del vehículo, es una cifra más que respetable. El propulsor de combustión es el conocido V8 sobrealimentado con 450 CV por sí solo, y 650 Nm de par, así que el aporte de “vitaminas” eléctricas no es tan grande.

Con unas emisiones de 219 gramos de CO2 por kilómetro, está lejos de lo que un Ibiza Ecomotive homologa con un pequeño motor de tres cilindros diésel convencional, pero está claro también que si todos los grandes ejecutivos andarán por la calle con un Serie 7 como este, o un Clase S híbrido, nuestra atmósfera lo agradecería. No sabemos nada del precio, pero seguro que los más ricos no tienen problemas para pagar uno de estos en efectivo.

Comenta o Pregúntanos