Honda Racing pasó de Eclestonne cuando el jefe de la F1 les ofreció ayuda

Honda Racing pasó de Eclestonne cuando el jefe de la F1 les ofreció ayuda

image
Hoy debería ser el día D para Honda Racing: las horas pasan y la escudería de Barckley no tiene mucho más tiempo para reaccionar si quiere estar en la primera carrera del año. A medida que han pasado los últimos siete días hemos ido oyendo cada vez más y más rumores sobre el tema, y ayer aparecía la penúltima estocada de Eccleston al asunto.

Según el bueno de Bernie, Ross Brawn y Nick Fry habrían rechazado su ayuda para tomar el control del equipo. Como bien sabrás, de las opciones que tiene de supervivencia la escuadra británica, esta es la que más fuerza tenía hasta que apareció Branson con su chequera tamaño industrial.

La compra del equipo por parte de sus propios directores sonaba bastante bien, e incluso se llegó a comentar que tanto Brawn como Fry habían conseguido asegurar el capital necesario para cubrir las tres o cuatro primeras carreras del año reuniendo dinero de patrocinadores y del bolsillo de Ecclestone.

Pero ahora Bernie asegura que los directivos de Barckley declinaron su ayuda para buscar por sus propios medios el dinero. Ecclestone añade que tras esa maniobra, ahora mismo solo quedan dos posibles salidas al asunto: que Honda cierre su escuadra, o que se la venda a Virgin/Richard Branson.

Ecclestone parece molesto con que Brawn y Fry no quisieran asociarse con él, y da a entender que ese movimiento fué un error por parte de los dos máximos responsables del equipo, haciendo ver que sin su apoyo es imposible que la continuidad de la escudería sea una realidad.

Lo cierto es que las horas siguen pasando, y cada una de ellas representa un problema más grave para Honda Racing. En mi opinión, ya vale de tanta especulación y rumor, están en juego los puestos de trabajo de 700 personas, alargando la agonía no se cura al enfermo, así que ¡a ver si de una vez el tema se soluciona!

Comenta o Pregúntanos