Hugo Chavez carga contra Toyota

Hugo Chavez carga contra Toyota

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha ordenado una investigación de Toyota Motor Corp., y ha dicho que el mayor fabricante de automóviles del mundo puede irse si no cumple con las cuotas de producción y las leyes sobre transferencia de tecnología.

Toyota se ha negado a fabricar modelos de tracción en las cuatro ruedas utilizados en el transporte público, ha dicho Chávez en comentarios hechos en la televisión estatal. Chávez ha dicho que impondrá una cuota de producción de los automóviles, que son utilizados para transportar residentes a los barrios pobres de Caracas.

Chávez ha dicho que había ordenado una investigación de Toyota, para indagar por qué no quiere ensamblar esos coches. También ha dicho que había que obligarlos y si no quieren, ‘pues que se vayan’.

En sus diez años en el poder, Chávez ha nacionalizado petroleras, empresas de electricidad y metalúrgicas extranjeras, y se ha comprometido a transformar a Venezuela en un estado socialista. Automovilísticas estadounidenses como General Motors Co. y Ford Motor Co. tampoco han compartido tecnología y pueden ser reemplazadas por empresas rusas y chinas, ha dicho Chávez.

El portavoz de Toyota, Paul Nolasco, ha expuesto en Tokio que no estaba al tanto de la situación. Venezuela expropiará las fábricas de las firmas que no sigan las reglas del gobierno, según Chávez.

Toyota tiene una planta en Venezuela que fue establecida en 1981 y fabrica modelos como el compacto Corolla, el todoterreno Land Cruiser y la camioneta HiLux. La fábrica ha producido unos 13,000 vehículos en el 2008 y tenía 1,899 trabajadores al 1 de marzo.

General Motors, Ford, Toyota y Chrysler tienen las mayores cuotas de mercado en el país, que es el mayor productor de petróleo de América Latina y pertenece a la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Chávez ha insistido en que Venezuela no estaba interesada en las empresas tradicionales que llevaban 50 años o más en el país y nunca habían transferido tecnología. Ha sugerido que tomaran sus cosas y se fueran, y que el país traería a los rusos, los bielorrusos y los chinos, que querían fabricar automóviles en Venezuela.

Comenta o Pregúntanos