La Generalitat propone de nuevo el distintivo autonómico en las matrículas

La Generalitat propone de nuevo el distintivo autonómico en las matrículas

image
La Generalitat ha vuelto a plantear al Gobierno una antigua reivindicación para que las matrículas de los vehículos incluyan el símbolo y las iniciales de cada comunidad autónoma, además del distintivo de España.

En rueda de prensa, el director del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), Josep Pérez Moya, ha explicado que la propuesta, que se quiere consensuar con los partidos políticos y el sector automovilístico, se envió la pasada semana a la Dirección General de Tráfico (Barcelona), que en principio la ve con buenos ojos.

Concretamente, Tráfico propone que las matrículas de los vehículos incorporen en el lado derecho una pequeña franja de color azul que incluya las iniciales y la referencia visual gráfica que cada comunidad autónoma decida.

Ese planteamiento no obligaría a modificar las dimensiones de las matrículas ni la franja reservada actualmente al símbolo de la bandera europea y el distintivo de España, representada por la letra “E” de color blanco.

Con esa propuesta, la Generalitat ha desempolvado una antigua demanda que no fue posible materializar en el año 2002, cuando el Gobierno aprobó que las nuevas matrículas incluyeran sólo el distintivo español y europeo, sin las iniciales provinciales existentes hasta entonces ni ninguna otra referencia territorial.

En este sentido, Pérez Moya ha defendido que la suya es una propuesta “sensata” que sigue la tendencia del resto de países europeos de incluir elementos de identificación territorial en las placas de los vehículos.

Para el director del Servicio Catalán de Tráfico, ésta puede ser una idea “muy bien vista por la ciudadanía, por el ámbito político y por el sector automovilístico”, ya que se trata de una medida “que no penaliza a nadie”.

El SCT estuvo tratando de este asunto con el Gobierno antes de que acabara la anterior legislatura y reanudó las conversaciones sobre el asunto en el pasado otoño, según Pérez Moya, que ha insistido en que la Generalitat no persigue “una propuesta impuesta”.

El proyecto del SCT no obligaría a lucir siempre el mismo distintivo autonómico en la matrícula del coche, ya que si su propietario cambia de comunidad autónoma podría incorporar al vehículo el símbolo de su nuevo lugar de residencia.

Los vehículos de segunda mano también estarían autorizados a modificar el distintivo de la matrícula para identificar a la comunidad autónoma donde resida su nuevo propietario.

Si prospera el plan del SCT, que sería aprobado por orden ministerial, sólo los coches nuevos estarían obligados a incorporar el nuevo distintivo en las matrículas, mientras que para el resto sería voluntario.

Comenta o Pregúntanos