La suspensión de pagos de Ssangyong no afectará a España

La suspensión de pagos de Ssangyong no afectará a España

image
El fabricante surcoreano de automóviles se ha declarado en suspensión de pagos por problemas de liquidez, con la intención de reducir la presión económica actual sobre la empresa y poder llevar a cabo una reestructuración que asegure su continuidad en el futuro.

La solicitud de suspensión de pagos presentada por la marca automovilística Ssangyong ante el Gobierno de Corea del Sur “no afectará a las actividades a corto plazo” de la compañía en España, cuyos automóviles son importados en el territorio nacional por el Grupo Bergé.

Según informaron en fuentes de Bergé Automoción a Europa Press, la declaración de suspensión de pagos no afectará “de momento” a las operaciones normales de la marca en España, puesto que hay suministro de vehículos, ‘stock’ y piezas para satisfacer las necesidades de los clientes españoles.

Dichas fuentes señalaron que la medida tomada por Ssangyong se produce después de varias semanas de rumores en los que se contemplaba que la compañía estaba buscando diferentes vías para aumentar su liquidez.

No obstante, desde Bergé Automoción aseguraron no contar “con muchas informaciones” sobre esta acción de Ssangyong, aunque no se mostraron sorprendidos, puesto que las empresas del sector del automóvil son las que más se están viendo afectadas por la crisis económica, que ha repercutido muy negativamente sobre las ventas de vehículos.

Por otro lado, explicaron que la declaración de suspensión de pagos de Ssangyong puede estar orientada a reducir la presión económica actual sobre la empresa y para poder llevar a cabo una reestructuración de la misma desde los cimientos para asegurar su continuidad en el futuro.

El fabricante surcoreano de automóviles solicitó hoy declararse en suspensión de pagos por problemas de liquidez y para evitar la bancarrota. La compañía indicó que ha decidido solicitar declararse en suspensión de pagos como consecuencia de la falta de liquidez y para realizar una transformación interna que la convierta en una empresa “con un crecimiento sostenible”.

Esta solicitud llega después de que tanto la firma surcoreana como su principal accionista, el fabricante chino de automóviles SAIC, hayan intentado encontrar apoyo financiero por parte del Gobierno de Corea del Sur y de diferentes entidades bancarias.

Comenta o Pregúntanos