Las ventas caerán un 26% en 2009

Las ventas caerán un 26% en 2009

Las matriculaciones de automóviles en España cerrarán 2009 con una caída del 26,4 por ciento y un volumen de 855.000 unidades, mientras que en 2010 el mercado se mantendrá estable con un total de 853.000 unidades (-0,2 por ciento respecto a 2009), según un informe sectorial de Standard & Poor’s.

El informe de S&P reconoce que los incentivos para la adquisición de vehículos han tenido un efecto positivo sobre las ventas de coches a corto plazo, pero advierte de que gran parte de la demanda adicional responde ‘simplemente’ al adelanto de compras futuras.

Por ello, Standard & Poors cree que el mercado automovilístico europeo se caracterizará en 2010 por la debilidad de la demanda, especialmente en países como Alemania, Francia e Italia, ya que el efecto del adelanto de las compras de coches será más fuerte que cualquier incremento adicional generado por una eventual recuperación económica.

Así, la agencia pronostica que las matriculaciones en Alemania, el principal mercado europeo, registrarán el próximo año un fuerte descenso del 32 por ciento, con un volumen de 2,65 millones de unidades, después de cerrar 2009 con un alza del 26,4 por ciento (3,9 millones de unidades), provocada por las ayudas directas a la compra.

La situación será similar en Francia, donde las ventas de coches caerán un 11,5 por ciento en 2010 con 1,9 millones de unidades, tras crecer un 5,3 por ciento este año (2,15 millones de unidades). En Italia, el retroceso de las ventas previsto para 2010 alcanza el 9,3 por ciento, con 1,87 millones de unidades, frente a los 2,06 millones de 2009 (-4,4 por ciento).

El mercado automovilístico europeo se reducirá este año un 13,5 por ciento y superará los 16 millones de matriculaciones, pero se contraerá un 9,3 por ciento en 2010, con un volumen de 14,5 millones de unidades.

Según Standard & Poors, la situación será diferente en Estados Unidos, donde las ventas de automóviles sufrirán este año una severa corrección del 21,9 por ciento, hasta 10,3 millones de unidades, pero se recuperarán en 2010 con una progresión del 5,8 por ciento, aunque el volumen seguirá siendo bajo, con 10,9 millones de unidades.
Ayudas gubernamentales al sector de la automoción

Por otro lado, la agencia cuestiona en su informe los fondos que muchos gobiernos han destinado a la industria del automóvil, pues si bien han resuelto problemas de liquidez de algunas empresas a corto plazo, no representan una solución para los problemas estructurales del sector.

Estas ayudas gubernamentales a empresas de automoción no solventan la baja rentabilidad del sector, mientras los incentivos a la compra, aunque han ayudado a prevenir crisis más serias a corto plazo, constituyen un obstáculo para acometer una necesaria racionalización que ponga fin al exceso de capacidad de producción de la industria.

Comenta o Pregúntanos