Llamadas a revisión: Suzuki Swift, Ford Transit, Skoda Superb, Honda Civic, Nissan Primastar…

Llamadas a revisión: Suzuki Swift, Ford Transit, Skoda Superb, Honda Civic, Nissan Primastar…

Volvemos una vez más con las llamadas a revisión, y esta vez con furia. Siete nuevos modelos forman la lista de vehículos a reparar. Dos, el Swift y el Transit, fueron reportado por la red de alertas de la UE por culpa de graves defectos materiales, mientras que Primastar, Altea, León, Civic y Superb II aparecen en la lista del Instituto Nacional del Consumo por deficiencias que van desde cinturones de seguridad con problemas de agarre, a riesgo de incendio.

Comenzamos.

Suzuki Swift: La lluvia podría oxidar la placa que sujeta los cinturones de seguridad trasero, pudiendo soltarse en caso de accidente. Los modelos afectados con los Swift RS413, RS413 diésel, RS415 y RS416 fabricados desde el inicio de la producción y hasta el 30 de septiembre de 2007. Números de chasis TSMMZ***S00100001 a TSMMZ***S00499999.

Ford Transit: Las unidades fabricadas entre el 1 de julio de 2007 y el 31 de agosto del mismo año pueden exhibir un defecto en la estructura central del volante que tendría como consecuencia la separación del mismo de la columna de la dirección. En otras palabras, existe el peligro de quedarse con el volante en las manos. Ford procederá voluntariamente con las reparaciones pertinentes.

Nissan Primastar: Existe la posibilidad de que la hebilla del cinturón de seguridad trasera se pueda soltar debido a una perdida de apriete en el tornillo de sujeción de la hebilla. Este incidente puede provocar que la hebilla se desacople del marco del asiento (cita textual).

Skoda Superb II: Existe la posibilidad que no esté correctamente atornillado el cable de masa para el elemento calefactor eléctrico de la calefacción de aire adicional. Un cable de masa incorrectamente fijado puede originar una sobrecarga térmica del elemento calefactor. No tenemos números de identificación, pero Skoda procederá a comprobar y reparar los vehículos afectados.

SEAT León y Altea: Existe la posibilidad de que la unidad de control de la caja de cambios lea erróneamente la temperatura del embrague, lo cual se interpretaría como una sobrecarga del mismo. Como consecuencia, se activa la función de protección del embrague (el testigo del cambio parpadea, el vehículo da sacudidas, el par motor se reduce, el embrague se abre, por lo que no hay transmisión). SEAT solucionará el problema mediante una reprogramación de las unidades equipadas con un cambio DSG.

Honda Civic: Faltan tres soldaduras en la carrocería en la zona del paso de rueda delantero izquierda, lo cual reduce el nivel de protección para el conductor en caso de impactos. Los vehículos afectados son todos modelos FK2 con carrocería de cinco puertas.

Comenta o Pregúntanos