Los conductores, contra la Ley de Tráfico

Los conductores, contra la Ley de Tráfico

El 92 por ciento de los automovilistas se pronuncia en contra la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, según la encuesta realizada por el club de defensa del automovilista Comisariado Europeo del Automóvil (CEA).

Un portavoz del Club automovilista ha informado de que hasta este momento son 1.570 los votos recogidos de la encuesta en la Internet, de los que 1.444 se muestran contrarios a la reforma y únicamente 126 lo han hecho a favor del texto pretendido por la DGT.

Los conductores han expresado su opinión a través de la plataforma creada por esta organización “No a la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad”, al considerar sus juristas que esta reforma es inconstitucional.

De forma generalizada, los automovilistas opinan que la reforma es una ley “abusiva, arbitraria y no reconoce los derechos de los conductores”, además de colocar a estos en una situación de total indefensión.

CEA considera que la reforma es inconstitucional porque algunos de sus artículos vulneran de manera directa la propia Constitución y otras leyes de rango superior, pasando por alto la presunción de inocencia de los conductores, y siendo su único objetivo cobrar, a toda costa, las multas de circulación.

El club automovilista denuncia que tras la aparente preocupación por la seguridad vial, lo que esconde realmente esta reforma es un afán lucrativo de las Administraciones y ello a costa de mermar las garantías de los conductores a los que se les obliga a pagar más y más rápidamente.

De igual forma, el conductor no tendrá derecho a dos intentos de notificación en su domicilio como exige la Ley de Procedimiento Administrativo vigente, y tampoco tendrá derecho a ver el informe del agente denunciante si niega o contradice los hechos denunciados, aportando incluso pruebas en su descargo.

El conductor, además, no tendrá derecho a formular recurso de alzada, consolidado en el derecho administrativo español, ante un organismo superior jerárquicamente, de forma que la Administración denunciante será juez y parte en el procedimiento.

Y con la reforma se responsabiliza subsidiariamente a los propietarios de vehículos, aunque no hayan sido los conductores infractores, al pago de las emisiones; y, si no pagan, o no se les dejará vender el coche o se les inmovilizará el vehículo CEA incluye en un comunicado algunos ejemplos destacados, como que el conductor deberá decidir pagar o no, con descuento, sin conocer si existen pruebas fehacientes e irrefutables en su contra.

Comenta o Pregúntanos