Los fabricantes piden más ayudas a Europa

Los fabricantes piden más ayudas a Europa

image
Los fabricantes europeos de vehículos piden hoy a la Comisión Europea (CE) más ayuda para el sector ante la grave situación que atraviesa debido a la crisis económica.

Carlos Ghosn, consejero delegado de Renault y presidente de la Asociación Europea de Constructores de Automóviles (ACEA), planteará la cuestión en una reunión con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y con el comisario de Industria, Gunther Verheugen.

Ghosn presentará “los detalles de por qué el sector necesita ayuda y qué tipo de apoyo se requiere”, señaló una fuente de ACEA.

Los fabricantes europeos solicitaron a finales de 2008 créditos blandos por 40.000 millones de euros para financiar el desarrollo de vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

Hasta ahora, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha comprometido préstamos por 16.000 millones escalonados durante cuatro años (2009-2013) para la industria del automóvil y de componentes, según la misma fuente. Los pasos dados hasta ahora “no se corresponden con la cifra” planteada por los fabricantes de vehículos, añadió.

Las ventas de automóviles en la UE y otros países de Europa Occidental bajaron en 2008 un 7,8 por ciento, pero las cifras mostraron un agravamiento mucho más severo en el cuarto trimestre (caída del 19,2 por ciento).

En el caso de los vehículos comerciales, la reducción para todo el año pasado fue del 9 por ciento, que se disparó al 24 por ciento durante el último trimestre, según datos de ACEA.

Los ministros de Industria de la UE se mostraron de acuerdo, en una reunión monográfica sobre el sector celebrada el pasado día 16 en Bruselas, en que la industria del automóvil necesita ayuda para superar la grave crisis que atraviesa y coincidieron en que las medidas de apoyo deben coordinarse.

El comisario Verheugen, promotor de esa cita, admitió que las perspectivas para este sector, muy importante para la economía europea, son “brutales”.

El comisario alemán explicó que los problemas actuales del sector son resultado de la menor demanda (por la crisis económica y el deterioro de la confianza), los problemas estructurales del sector (que han conducido al exceso de capacidad de producción) y la gran dificultad para encontrar financiación.

El sector del automóvil y los vehículos comerciales genera 2,2 millones de empleos directos y 12 millones de puestos de trabajo si se incluye el empleo indirecto.

La difícil situación del sector producto de la crisis financiera y la grave económica ha generado numerosos despidos, así como muchas medidas temporales de regulación de empleo, aunque ACEA no ha podido contabilizar cuántos trabajadores se han visto afectados debido a la diferente naturaleza de la medidas emprendidas por los fabricantes de vehículos y de componentes en cada país.

Comenta o Pregúntanos