Los MINI E de prueba tienen sus fallos, y GM se regodea

Los MINI E de prueba tienen sus fallos, y GM se regodea

Seamos serios: Los MINI E distribuidos en forma de leasing no son otra cosa que una especie de test colectivo para detectar problemas en la mecánica, y servir como base de desarrollo de una variante comercial. BMW ha arriesgado mucho para poner rápidamente este modelo en el mercado, pero desde el principio ha considerado a todos los clientes como beta-testers, es decir, se les ha puesto sobre escrito que el coche no deja de ser un prototipo, y no tiene la fiabilidad de un MINI normal.

Con esto claro, no entendemos la política del blog oficial de GM, GM-Volt, donde la gente de la General se regodea en los problemas técnicos que ha tenido uno de los 500 afortunados poseedores de un MINI E, que se quedó con el coche en neutra tras sobrepasar un bache del asfalto.

La General dice que el Volt está pasando por una tremenda fase de puesta a punto para que todos estos problemas estén superados cuando llegue a los concesionarios, pero no creemos que la opción de BMW sea mala, siempre y cuando los propios clientes sean conscientes de que entre sus manos no tienen un coche de plenas garantías. Y tú, ¿qué opinas?

Comenta o Pregúntanos