Los sindicatos de Ford, contra el ERE

Los sindicatos de Ford, contra el ERE

image
Los sindicatos CC.OO., CGT y STM en Ford Almussafes han convocado una protesta para hoy frente a la Dirección de Trabajo de la Generalitat Valenciana para reclamar que este organismo no apruebe el último Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado por la compañía que afectará a un máximo de 1.100 trabajadores de la planta valenciana desde mayo hasta diciembre.

En el escrito que presentaron ante la Delegación de Gobierno de la Comunitat Valenciana para pedir la autorización de la protesta señalan que la “urgencia” de esta convocatoria responde a la “finalización del plazo” en que la autoridad laboral debe pronunciarse sobre este ERE. La fecha tope que tiene para decidir al respecto es el próximo 7 de abril.

En concreto, en el escrito precisan que “el objeto de la concentración es solicitar de la autoridad laboral la no aprobación del Expediente de Regulación de Empleo que la empresa Ford tiene tramitado ante la Dirección General de Trabajo, así como hacer entrega de un escrito con las razones de los trabajadores”.

La secretaria general de CGT en la planta de Ford en Almussafes, Francisca Cuesta, recordó que la empresa se opone a completar los salarios de los afectados por este expediente que es el “más largo” y en el que “más gente” se verá involucrado, de los últimos tres presentados.

Asimismo, lamentó que, ahora mismo, una parte de los trabajadores están afectados por los paros de tres días de uno de los expedientes anteriores vigentes y que “todavía no les han dado ninguna información”, sobre si se verán involucrados en este nuevo proceso, con la “incertidumbre” que esto les genera, censuró Cuesta.

La dirección de Ford Almussafes anunció a los trabajadores la anulación del acuerdo suscrito el pasado 6 de abril junto con el sindicato mayoritario, UGT, en la reunión del Tribunal de Arbitraje Laboral (TAL). En dicho encuentro, que contó con la presencia del director general de Trabajo de la Generalitat, Román Ceballos, la empresa accedió a completar el salario de los afectados para que percibieran el 80 por ciento de sueldo y antigüedad, a que no perdieran la parte proporcional de pagas extras y vacaciones, y a aplicar el ERE de forma rotatoria para que no afectara únicamente a los trabajadores del turno de noche, que será eliminado en mayo por la caída de la demanda de vehículos.

No obstante, después de que los trabajadores rechazaran en referéndum el acuerdo de convenio colectivo alcanzado de forma unilateral por UGT y la multinacional, desde la compañía aseguraron que “no se siente obligada a mantener los compromisos subyugados a la firma del ERE”, ya que “estaba sujeto a la aprobación de la propuesta del convenio”.

Comenta o Pregúntanos