Michael Schumacher no probará el F60

Michael Schumacher no probará el F60

Michael Schumacher tendrá que conocer y aclimatarse al Ferrari F60 durante el programa del Gran Premio de Europa de Fórmula 1 y no en una sesión de pruebas privadas, como la Scudería deseaba. La iniciativa del equipo italiano ha recibido el veto de Williams y Red Bull (incluido Toro Rosso).

En vista de la excepcional coyuntura a la que se enfrenta Ferrari, que va a sentar a Michael Schumacher en el coche del convaleciente Felipe Massa a partir del Gran Premio de Europa, el equipo italiano se había dirigido a la FIA y al resto de los equipos para solicitar un permiso especial para montar un test privado a Schumacher con el Ferrari F60 que pilotará a partir de la carrera de Valencia. El trámite necesitaba la aprobación unánime de FIA y de todos los equipos, ya que el reglamento prohibe expresamente las pruebas privadas en plena temporada.

Y Ferrari se ha topado con la oposición de Wiliams y del tándem Red Bull-Toro Rosso. Tanto el equipo de Frank Williams como las formaciones soportadas por Dietrich Mateschitz han utilizado la misma línea argumental para justificar su veto a las pruebas, defendiendo la escuadra británica lo que dice el reglamento al pie de la letra. ”En una situación parecida, Williams recurriría, sin dudarlo ni un instante, a su actual piloto de pruebas”, afirmó Frank Williams en autosport.com.

Por su parte, el propietario de Red Bull, Dietrich Mateschitz, señaló que “nosotros también solicitamos un permiso especial para que Alguersuari pudiera probar su coche antes del Gran Premio de Hungría, petición que fue rechazada. De modo que ¿por qué íbamos a aprobar esta excepción con un siete veces campeón del mundo después de eso?”. De ese modo zanjaba Mateschitz un asunto poco comparable, dado que su decisión de sustituir a Sébastien Bourdais por Jaime Alguersuari para nada puede equipararse con los motivos de fuerza mayor que juegan en el caso de Schumacher y Felipe Massa.

Sea como fuere, Schumacher llegará a Valencia con el único bagaje de una jornada de pruebas al volante de un Ferrari de hace dos temporadas calzado con neumáticos de GP2, decisión ésta que tiene que ver con la necesidad del germano de adquirir un mínimo feeling con cubiertas totalmente lisas, diferentes a las moldeadas con las que él disputó su último mundial.

Comenta o Pregúntanos