Mini lanzará un Cooper S y un John Cooper Works diésel

Mini lanzará un Cooper S y un John Cooper Works diésel

image
Con el lavado de cara del refinado BMW Mini se sustituyó el motor 1.4 turbodiésel del One D por un potente 1.6 turbodiésel de 110 CV y origen PSA en el Mini Cooper D. Con este movimiento la marca consiguió otorgar prestaciones más que decentes a su utilitario, logrando un consumo medio de 3.9 l/100 km en combinación con un sistema Stop & Start. Ahora el diésel se orientará a las prestaciones puras, hemos sabido que BMW planea lanzar versiones diésel de los Mini Cooper S y John Cooper Works (JCW).

Además de una mayor cuota de mercado en estos tiempos difíciles supone otra apuesta directa por el diésel en términos de deportividad, un sacrilegio hace apenas unos años. Los Mini Cabrio Cooper SD, Cooper SD y Clubman Cooper SD recibirán un motor 2.0 turbodieésel de origen BMW, el mismo 2.0d que impulsa a entre otros la Serie 3. Este propulsor desarrolla actualmente 177 CV, pero en Mini su potencia se rebajará hasta los 150 CV, para dejar espacio y otorgar protagonismo al motor John Cooper Works D.

image

Enfocados de manera clara al circuito y al máximo rendimiento los Works actuales emplean motores 1.6 turbo de gasolina y 211 CV, obteniendo impresionantes registros, manifestados en los 6.5 segundos que tarda el Mini JCW en acelerar hasta los 100 km/h. Pues bien, en diésel emplearán el 2.0 twin-turbo del BMW 123d, de nada menos que 204 CV de potencia y 400 Nm de par máximo. Es de esperar que sus prestaciones sean sólo ligeramente inferiores a los gasolina y arrojen un consumo de combustible de unos 5 l/100 km.

BWM empezará a producir unidades de pre-serie en Mayo, y se espera que sean lanzados al mercado en aproximadamente un año. Su presentación podría ser en el siguiente Salón de Ginebra y su precio debería ser parejo al de los Mini de gasolina, si acaso ligeramente superior.

Comenta o Pregúntanos