Porsche evitó la bancarrota por un margen de tres días

Porsche evitó la bancarrota por un margen de tres días

image
Por lo que parece – y a todos nos ha pillado por sorpresa – Porsche se encuentra al borde de la bancarrota. No es un chiste, y de hecho la empresa germana obtuvo el pasado ejercicio 2008 un beneficio de unos 6.000 millones de euros, de los cuales sólo 1.000 millones correspondían al negocio automovilístico. Envuelta en masivas compras de acciones de Volkswagen y una compleja especulación con las mismas, algunos llegaron a decir que el funcionamiento de Porsche se asemejaba más al de un fondo de inversión.

Porsche lleva tiempo intentando hacerse con el control del Grupo Volkswagen, pero la operación no ha logrado cerrarse, hay demasiados intereses políticos, económicos y familiares en el camino. Volviendo al caso que nos atañe, ¿cómo es posible que Porsche haya estado a punto de quebrar? Vamos por partes, varios bancos europeos concedieron en 2008 un crédito de 10.000 millones de euros a Porsche para financiar la compra de títulos de Volkswagen, en un momento de fuerte cotización bursátil del grupo.

Porsche inició la compra, pero en marzo, y debido a tensiones financieras – léase crisis – algunos bancos retiraron la financiación a Porsche. De la noche a la mañana, se encontraron endeudados hasta niveles insoportables, hasta el punto de que si Volkswagen no les hubiese concedido un crédito de urgencia de 700 millones de euros Porsche habría declarado la suspensión de pagos tres días después. En estos momentos, Porsche se encuentra en negociaciones con Alemania para conseguir un préstamos de 3.400 millones de euros.

Parece mentira que en tan poco tiempo el fabricante de automóviles más rentable del mundo haya recibido un golpe de tal magnitud. De cara al exterior, Porsche no ha revelado hasta ahora su muy grave situación económica, y Wiedeking – presidente de la compañía – admite que el fantasma de la bancarrota aún no ha abandonado Stuttgart. Actualmente Volkswagen y Porsche hablan de fusión, con el apoyo de un consorcio como VAG el fabricante podría seguir produciendo sin problemas.

¿Qué conclusión sacamos de todo esto? Que en el mundo de los negocios hasta el plan más meticuloso y bien estudiado puede fracasar rápidamente, y que intentar comprar algo que no te puedes permitir puede traer consencuencias.

Comenta o Pregúntanos