Puntos negros: los automovilistas piden plazos concretos

Puntos negros: los automovilistas piden plazos concretos

image
Las principales asociaciones de automovilistas aplaudieron hoy el plan para el tratamiento de los Tramos de Concentración de Accidentes (TCA) presentado por el Gobierno, pero pidieron “un mayor compromiso” que incluya plazos para acabar con este tipo de tramos en la Red de Carreteras del Estado.

En declaraciones el director de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (RACE) , Tomás Santa Cecilia, calificó de “muy positivo” el plan, pero lamentó que el proyecto se limite a exponer “intenciones de trabajo” en vez de plantear “un compromiso tangible que se pueda evaluar”. En este sentido, pidió al Ejecutivo que suprima el 50 o el 60 por ciento de los TCA en tres años.

“La señalización es el primer paso porque es el paso del reconocimiento por parte de la administración de un problema que tienen, que es la presencia de tramos conflictivos en las carreteras, el segundo paso es comprometerse a suprimirlos, no a señalizarlos”, insistió el responsable de Seguridad Vial.

En cuanto a la instalación de radares en algunos TCA mientras se arreglan las condiciones de la carretera, Santa Cecilia se mostró partidario siempre que los radares se instalen sólo en los puntos en que se demuestre que el exceso de velocidad es una causa importante de accidentes.

De la misma opinión se mostró la portavoz del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), Cristina Contonente, quien recordó que “el fin debe ser arreglar la carretera en los tramos de alta siniestralidad, no quedarse sólo en la señalización o en la instalación de radares para captar más conductores”.

La portavoz de CEA valoró positivamente el plan en líneas generales, ya que, según dijo, “todo lo que sea mejorar la seguridad vial será bienvenido”, aunque se quejó de que “llega un poco tarde”, después de que hayan sido las propias empresas y la sociedad civil quienes hayan tenido que movilizarse para que se señalizaran este tipo de tramos.

Por último, el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) , Mario Arnaldo, tachó de “buenísima noticia” el plan y se mostró convencido de que la medida “va a contribuir de forma muy notable en mejorar la seguridad vial”. “Por primera vez la administración empieza a comprender la importancia que las infraestructuras tienen en los accidentes”, añadió.

Respecto a la colocación de radares, Arnaldo afirmó estar de acuerdo e indicó que “no tenía sentido que tan sólo uno de cada cuatro radares coincidieran con puntos negros”, según AEA venía denunciando.

Comenta o Pregúntanos