Renault venderá una berlina eléctrica en 2011

Renault venderá una berlina eléctrica en 2011

image
Renault ha presentado sus planes de futuro. Entre ellos, lo más interesante es su clara apuesta por comercializar una berlina de tres cuerpos y un vehículo comercial cien por cien eléctricos en dos años y medio. Además, llevará a cabo nuevas medidas para que sus motores de gasolina y Diesel consuman y contaminen menos.

Por razones legales y medioambientales, prácticamente todos los fabricantes de coches han emprendido una especie de frenética carrera por desarrollar vehículos cada vez más eficientes. Los últimos planes de futuro que hemos podido conocer son los de Renault. La firma del rombo estructurará en dos grandes bloques sus próximos proyectos: en primer lugar, el desarrollo de motores eléctricos, y, en segundo lugar, desarrollar motores de combustión de menos consumo y emisiones.

Entre los planes de Renault, se prevé comercializar en 2011 una berlina de tres cuerpos y un vehículo comercial basado en la plataforma del Kangoo impulsados, ambos, por un motor eléctrico. Dentro de la estrategia de la Alianza Renault-Nissan se ha planteado desarrollar motores eléctricos con un rango de potencia de entre 50 y 100 kW (el equivalente entre 70 y 140 CV). También está previsto que estos motores eléctricos puedan incorporarlos posteriormente al resto de modelos de la gama.

De forma paralela al perfeccionamiento de los motores eléctricos, la alianza entre Renault-Nissan y la empresa NEC también tienen como objetivo la mejora de las baterías de ion-litio. Estas mejoras deberían tener lugar en términos económicos (que sean más baratas fabricarlas), seguridad, durabilidad y capacidad energética.
Los motores térmicos seguirán existiendo

La firme apuesta por coches eléctricos no significa, según, Renault, abandonar totalmente los avances realizados en los motores de combustión. Por ello, la firma del rombo seguirá aplicando nuevas tecnologías a este tipo de motores para mejorar su eficiencia. Entre las principales soluciones tecnológicas que se llevarán a cabo cabe destacar la investigación y mejora en términos de peso, aerodinámica y fricciones de rodadura del automóvil, frenada regenerativa (recarga de la batería en frenadas y deceleraciones) y sistema stop&start de parada y arranque automático del motor cuando el coche está detenido.

De forma más concreta respecto a los motores de combustión, se generalizará la tecnología denominada como downsizing (motor de baja cilindrada sobrealimentado por un turbocompresor que aporta más rendimiento) tanto a motores de gasolina como Diesel. En lo que respecta a los motores de gasolina, se apostarán por unos nuevos propulsores modulares TCE, tricilíndricos y tetracilíndricos con cilindradas entre 0,9 y 1,2 litros. Estos nuevos motores sustituirán a los actuales atmosféricos de entre 1,2 y 1,6 litros y rendirán una potencia que oscilará entre los 90 y los 115 CV. Según los cálculos estimativos de Renault, tendrán unos niveles de emisiones inferiores entre 30 y 40 gramos, de tal forma que se sitúen por debajo del umbral de los 100 g/km de CO2.

Por su parte, para los que prefieran el Diesel, Renault desarrollará una nueva generación de motores 1.5 dCi. La firma del rombo realizará diversas mejoras para que este motor de cuatro cilindros reduzca sus emisiones en torno a 20 g/km de CO2. Esta nueva familia de motores 1.5 dCi no empezará a venderse hasta 2012.

La Alianza Renault-Nissan también anuncia el lanzamiento de un nuevo motor 1.6 dCi con una potencia de 130 CV. Comparado con el actual 1.9 dCi, también reducirá en unos 25 g/km de CO2. La marca francesa estima que esta nueva motorización pueda empezar a incorporarse en sus modelos en 2011, siendo la piedra angular de la oferta Diesel del Mégane, Laguna, Laguna Coupé y vehículos industriales.

Renault también ofrecerá un nuevo motor Diesel 2.0 dCi en 2012. Para sus vehículos comerciales, reemplazará el actual 2.5 dCi por un nuevo 2.3 dCi.

Por último, Renault también anuncia que desarrollará una nueva caja de cambios automática de doble embrague que sustituirá a la actual de convertidor de par y que ayudará a reducir consumos y emisiones. Se estima que en 2010 ya habrá modelos de la Alianza Renault-Nissan que puedan incorporarla.

Comenta o Pregúntanos