Roadster en plena forma: El BMW Z4 sDrive35is.

Roadster en plena forma: El BMW Z4 sDrive35is.

El nuevo BMW Z4 ha conseguido ponerse rápidamente a la cabeza de su segmento, gracias a sus clásicas proporciones y a su moderna deportividad. Ahora, este carismático roadster logra entrar en una nueva dimensión del dinamismo. La nueva variante del BMW Z4, el BMW Z4 sDrive35is, fascina por sus prestaciones, que se deben tanto al motor modificado de seis cilindros en línea con tecnología BMW Twin Turbo e inyección directa de gasolina (High Precision Injection), como también a la eficiencia de la caja automática deportiva de siete marchas con doble embrague DKG y al Paquete deportivo M de serie, que a su vez incluye el sistema suspensión adaptativa M. Con las medidas específicas de optimización, el motor de 3.000 cc tiene ahora 250 Kw/340 CV. Su par máximo es de 450 Nm y, gracias a la función «overboost», llega a ser durante algunos instantes de 500 Nm.

La impresionante potencia del BMW Z4 sDrive35is se refleja en su alta capacidad de aceleración y recuperación, que se puede aprovechar en numerosas circunstancias. El nuevo modelo tope de gama es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,8 segundos, equipado con la caja de cambios automática deportiva de siete marchas y doble embrague DKG. A pesar de ello, el consumo de 9,0 litros a los 100 kilómetros y el valor de CO2 de 210 gramos equivalen a los valores correspondientes al BMW Z4 sDrive35i equipado con caja automática deportiva. El BMW Z4 sDrive35is se estrena en el North American International Auto Show (NAIAS) 2010 de Detroit. Junto con el inicio de las ventas del biplaza descapotable de altas prestaciones, también se lanzará al mercado el Paquete deportivo M, disponible para todas las variantes del BMW Z4.

Más aire, más presión del turbo, mayor capacidad de aceleración y recuperación, disfrutar más de la conducción.

El propulsor Twin Turbo de seis cilindros en línea, que ya consigue que el BMW Z4 sDrive35i brille por su impresionante dinamismo, se distingue por su fascinante capacidad de subir de vueltas y por su consumo excepcionalmente bajo, considerando la potencia. En el caso del nuevo modelo biplaza descapotable, se optimiza el extraordinario potencial que alberga el propulsor. Ello es posible gracias a la optimización de la alimentación de aire y a la mayor presión del turbo. De esta manera se consigue la potencia de modo más eficiente, aunque sin provocar un mayor consumo.

image

La combinación de tecnología BMW Twin Turbo y el sistema de inyección directa de gasolina High Precision Injection permite alcanzar prestaciones que con un motor atmosférico únicamente se obtendrían con una cilindrada mucho mayor y, por lo tanto, de bastante más peso y con un consumo también significativamente superior. En el caso del motor BMW Twin Turbo se utilizan dos turbocompresores pequeños que, por consiguiente, tienen momentos de inercia muy bajos, por lo que empiezan a funcionar a revoluciones relativamente bajas, alimentando cada uno aire comprimido a tres cilindros. El aumento de la potencia se manifiesta en respuestas inmediatas, inusuales en motores con turbocompresor. El sistema de turbocompresores desarrollado para el Nuevo BMW Z4 sDrive35is funciona a cualquier carga, respondiendo con una mayor presión. El par máximo, aumentado a 450 Nm, ya está disponible a 1.400 rpm y se mantiene constante hasta las 4.500 rpm. La potencia máxima del motor es de 250 Kw/340 CV que se alcanza a 5.800 rpm.

Función «overboost», una aceleración especialmente dinámica.

El sistema de control modificado del motor del BMW Z4 sDrive35is permite aprovechar la función «overboost», con la que se consigue aumentar brevemente el par máximo en 50 Nm durante la fase de máxima solicitación. Con el valor máximo de 500 Nm es posible realizar maniobras de adelantamiento acelerando de manera especialmente rápida. El BMW Z4 sDrive35is es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,8 segundos.

Gracias al rendimiento excepcional del motor se puede disfrutar de vivencias intensas. La mayor potencia de este motor optimizado de seis cilindros se manifiesta a cualquier nivel de solicitación, aunque más aún si el conductor opta por un estilo de conducción especialmente dinámico. Al acelerar con fuerza, el conductor del BMW Z4 sDrive35is percibe la mayor capacidad de aceleración especialmente a revoluciones medias y altas. La velocidad punta del BMW Z4 sDrive35is está limitada electrónicamente a 250 km/h.

High Precision Injection: la solución eficiente para obtener máximo rendimiento.

image

La gran potencia del BMW Z4 sDrive35is está disponible en cualquier momento. Sin embargo, esta mayor potencia no incide negativamente en los valores de consumo y de las emisiones. El nuevo modelo tope de gama consume 9,0 litros a los 100 kilómetros y su valor de CO2 es de 210 gramos, lo que significa que estos valores son idénticos a los del BMW Z4 sDrive35i con caja automática deportiva.

La relación especialmente favorable entre las prestaciones y el consumo de combustible es el resultado del ingenioso diseño del propulsor de seis cilindros, equipado con tecnología BMW Twin Turbo y High Precision Injection. En este motor se ponen de manifiesto, una vez más, las cualidades del sistema de inyección directa de gasolina. Gracias a los inyectores piezoeléctricos, montados en la culata justo entre las válvulas, y por lo tanto al lado de las bujías, la dosificación del combustible es especialmente precisa y la combustión es extremadamente limpia. Los inyectores más abiertos en sus extremos, funcionan con una presión de hasta 200 bar y distribuyen el combustible en las cámaras de combustión mediante un chorro de forma cónica. Con la inyección directa del combustible también se obtiene un efecto de refrigeración adicional, que permite una compresión mayor y que, por lo tanto, optimiza el grado de eficiencia del proceso de combustión.

También los turbocompresores contribuye a reducir el consumo. Considerando que las turbinas son de acero especialmente resistente al calor, capaces de soportar temperaturas superiores a los 1.000 grados centígrados, se puede prescindir de una alimentación adicional de gasolina, que tendría un efecto refrigerante. Este sistema ofrece claras ventajas, precisamente en condiciones de máxima solicitación. Además diversas medidas, adoptadas de acuerdo con la estrategia EfficientDynamics de BMW, también logran reducir el consumo y las emisiones. Entre ellas, el sistema de recuperación de la energía de frenado (Brake Energy Regeneration), la servodirección electromecánica EPS y el control de los grupos secundarios, que únicamente se activan cuando es necesario.

Sonido característico del motor, en armonía con la dinámica entrega de la potencia.

La configuración básica de este propulsor modificado de seis cilindros cuenta, entre otras cosas, con diversas soluciones destinadas a aumentar su rigidez. También el sistema de escape del BMW Z4 sDrive35is ha sido diseñado específicamente para este modelo. Su configuración ha permitido optimizar el aprovechamiento de la potencia del motor y, además, conseguir un sonido característico. La solución especialmente concebida para el BMW Z4 sDrive35is incluye mariposas especiales que inciden en el sonido y, además, modificaciones en los silenciadores. Así, el conductor y sus acompañantes disfrutan de un motor de agradable sonido, que en todo momento informa sobre la potencia que entrega, aunque sin llegar a molestar. Las vivencias acústicas se caracterizan por una sonoridad de bajas frecuencias, que refleja la potencia del motor.

image

Caja de cambios automática deportiva de siete marchas, con programación específica y volante de inercia optimizado de dos masas.

El extraordinario dinamismo y la gran eficiencia del BMW Z4 sDrive35is también se deben a la caja de cambios deportiva automática con doble embrague DKG. Esta caja cuenta con un volante de dos masas, especialmente adaptado a la potencia del motor y de resistencia optimizada, con el fin de soportar fiablemente el alto par de hasta 500 Nm.

La caja de cambios automática deportiva con doble embrague DKG cambia de marchas sin interrumpir la transmisión de la fuerza. Además, el conductor puede elegir entre la modalidad plenamente automática o la modalidad de cambio manual. El rápido y suave cambio de marchas redunda en una aceleración excepcionalmente continua y, además, contribuye a reducir el consumo y las emisiones.

La programación de la caja de cambios automática deportiva con doble embrague ha sido adaptada a la potencia del motor, por lo que acentúa el carácter francamente deportivo del BMW Z4 sDrive35is. Se obtiene un comportamiento francamente deportivo especialmente utilizando la modalidad de cambio manual de marchas en combinación con las modalidades SPORT y SPORT+ del Dynamic Driving Control, gracias a la modificación del régimen de cambio, a la selección optimizada de las marchas y al aumento de la fuerza transmitida antes de cambiar. Además, esta caja deportiva automática incluye la función Launch Control, con la que es posible acelerar al máximo desde parado. La caja deportiva automática puede utilizarse empleando la palanca selectora electrónica que se encuentra en la consola central, o también las levas en el volante, que se incluyen de serie.

De serie en el BMW Z4 sDrive35is: Paquete deportivo M y chasis M de adaptación automática.

El equipamiento de serie del BMW Z4 sDrive35is incluye, además, un Paquete deportivo M combinado con el Paquete aerodinámico M y con el chasis M de adaptación electrónica automática de la amortiguación. Con este equipamiento aumenta la agilidad del coche, sin por ello disminuir su comodidad. El Paquete deportivo M subraya el carácter dinámico del BMW Z4 sDrive35is mediante diversos elementos exteriores optimizados aerodinámicamente y con un equipamiento específico del habitáculo. Las llantas especiales de 18 pulgadas de aleación ligera tienen cinco radios y neumáticos de dimensiones diferentes en el eje delantero y en el trasero, completándose así el carácter deportivo del coche. Si lo desea el cliente, también puede adquirir llantas de aleación ligera de 19 pulgadas.

image

Con la suspensión adaptativa M, el coche es 10 milímetros más bajo. El sistema garantiza unas rápidas reacciones en caso de realizarse maniobras repentinas y, además, permite trazar las curvas con gran precisión, gracias los cuatro amortiguadores de gas de doble tubo con regulación continua, con reglaje interactivo de la extensión y de la compresión. Con la unidad de control central, que procesa las señales que recibe de tres sensores de aceleración para efectuar el reglaje independiente de los cuatro amortiguadores, las reacciones ante cualquier cambio dinámico y ante los cambios de las características de la calzada son extremadamente rápidas. Dependiendo de la situación, los amortiguadores se tornan más duros o suaves. El tiempo de reacción del sistema es mínimo. Si la rueda delantera pasa por encima de un bache en la calzada, el sistema ajusta el amortiguador posterior antes de que la rueda posterior pase por encima de ese mismo bache.

La servodirección electromecánica del BMW Z4 sDrive35is tiene una programación apropiada para una conducción especialmente deportiva. Un motor eléctrico dosifica la asistencia de la dirección de manera muy precisa, por lo que el conductor siempre está informado sobre las condiciones dinámicas de su coche. Por ello, es posible trazar las curvas de manera óptima a cualquier velocidad de giro del motor.

Con el Paquete deportivo M, sale a relucir todo el potencial dinámico del coche. Sistema opcional para todas las demás variantes del roadster.

El equipamiento exterior e interior del Paquete deportivo M acentúa el potencial dinámico del BMW Z4 sDrive35is y, a la vez, lo muestra claramente. Simultáneamente con este modelo, se lanza al mercado el Paquete deportivo M que el BMW Z4 sDrive35is lleva de serie, de forma que está disponible para todas las demás variantes del biplaza descapotable. La única diferencia es que en el resto de las versiones el kit deportivo M incluye llantas de aleación ligera de 18 pulgadas de diseño M, en vez de las que lleva de manera exclusiva el BMW Z4 sDrive35is.

image

El diseño exterior específico del BMW Z4 sDrive35is se distingue por un paragolpes delantero más llamativo, en el que las entradas de aire están divididas por una barra embellecedora horizontal. Estas barras, al igual que las de la parrilla ovoide doble típica de BMW, son de color aluminio mate. El perfil ligeramente torneado de estas barras es similar al diseño de los radios de las llantas de aleación ligera. El paragolpes posterior tiene marcados recortes para las salidas de escape y, además, un difusor específico de este modelo. La parte superior de este difusor es del mismo color que la carrocería, mientras que la parte inferior es de color negro graneado. El kit aerodinámico M, que es parte del Paquete deportivo M opcional que se ofrece para los demás modelos del biplaza descapotable, incluye un embellecedor de color antracita metalizado en el paragolpes posterior.

Las excepcionales vivencias que se experimentan a los mandos del BMW Z4 sDrive35is se acentúan en el habitáculo mediante el volante M forrado de piel y equipado con levas para el cambio de marchas, el apoyapiés M y los asientos deportivos calefactables. El tablero de instrumentos incluye relojes con esferas de color gris. En la del cuentarrevoluciones consta el distintivo «sDrive35is». El BMW Z4 sDrive35is cuenta, además, con un guarnecido del techo de BMW Individual de color antracita, molduras M en los umbrales de las puertas, alfombrillas con burletes de color y el distintivo «sDrive35is» y una moldura embellecedora M en el habitáculo, de color aluminio-carbono. El Paquete deportivo M que se ofrece para los demás modelos del roadster incluye pomo M de piel para la palanca de cambios, si el coche está equipado con una caja manual. En la fecha del lanzamiento al mercado del BMW Z4 sDrive35is también se presentará una gama ampliada de equipamientos de piel, agregándose un color nuevo. Tanto el modelo tope de gama, como también todos los demás modelos, podrán estar equipados con la tapicería de cuero Kansas Nogal.

image

El BMW Z4 sDrive35is se ofrece en seis colores exteriores diferentes. Además del Alpinweiss y los colores metalizados Titansilver, Saphirschwarz, Spacegrau y Tiefseeblau, se ofrece por primera vez la variante Melbournerot metalizado. Independientemente del color que se elija, las carcasas de los espejos retrovisores exteriores del BMW Z4 sDrive35is son siempre de color plata óxido. El modelo tope de gama se distingue también por llevar el distintivo «sDrive35is» en las aletas delanteras.

Comenta o Pregúntanos