Sacrilegios: ¿Porsche sigue pensando en el 2.0 TSI de Audi para el Boxster?

Sacrilegios: ¿Porsche sigue pensando en el 2.0 TSI de Audi para el Boxster?

Cuando se quitó la refrigeración por aire de los 911, por poco no hubo golpe de estado en Porsche. Los más acérrimos seguidores de la marca de Stuttgart estuvieron a punto de tomar las armas para obligar a los creadores del nueve-once a recuperar la esencia mecánica tradicional. Han pasado los años, y la gente se ha llegado a acostumbrar a que un radiador de agua viene bien para conseguir grandes potencias con buena eficiencia térmica.

Desgraciadamente, no creo que ningún amante de Porsche se acostumbre a un Porsche deportivo de 4 cilindros en línea. Una de las razones del desprecio de muchos aficionados de la marca hacia los 924/944/968 venía inducido por el uso de estas motorizaciones, y el éxito del Boxster y del más reciente Cayman partió de la base de utilizar una mecánica Boxer tradicional.

Por todo ello se nos hace difícil creer que Porsche realmente se esté planteando usar el mismo 2.0 TSI del Audi TTS en su nueva generación del Boxster en un intento de reducir emisiones y consumos. Si bien la idea de un cuatro cilindros de menor cilindrada y sobrealimentación puede parecer atractiva, personalmente apostaría por un boxer antes que por un cuatro en línea, pues el compromiso entre sonoridad y altura del centro de gravedad, así como la leyenda de los motores “planos” son atributos imposibles de sustituir en un Porsche deportivo.

Pero nada, no vale de nada soñar, pues en Auto Motor und Sport siguen erre que erre con que el próximo descapotable “económico” de los de Stuttgart llevará este TSI con unos 270 CV y un precio de acceso de 40.000€ (algo difícil de creer, teniendo en cuenta los precios del propio TTS, o del S3 con ese mismo motor, ¡el Porsche costaría menos!).

La misma publicación también habla de un deportivo de acceso todavía más barato, del que ya se ha rumoreado tanto, y que Porsche se ha cansado de desmentir. Lo cierto es que no hay mulas de pruebas, y un Porsche por 30 ó 35.000€ no tiene mucho sentido comercial.

Ojalá la mítica marca no abandone su legado boxer, pues aunque el TSI 2,0 es un motor maravilloso, jamás sonará o tendrá el tacto de un motor boxeador de cilindros opuestos. Y es que no podemos olvidar que ya hubo un 4 cilindros boxer de Porsche allá por los años 60.

Comenta o Pregúntanos