Sebastián: Magna nos gusta cada vez menos

Sebastián: Magna nos gusta cada vez menos

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha arremetido contra los planes de Magna para el fabricante automovilístico Opel. ‘Cuanto más conocemos la opción de Magna, menos nos gusta’, ha declarado Sebastián, antes de asistir a una reunión con responsables de los países afectados por la venta de Opel, convocada por el Gobierno alemán.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha afirmado que existe una falta de información por parte de Magna, al tiempo que calificó de ‘sorprendente’ la decisión de General Motors de vender sus operaciones europeas al fabricante canadiense de componentes y a su socio ruso Sberbank.

Según el ministro de Industria, General Motors, en todas sus manifestaciones públicas y privadas no veía a Magna como la mejor opción, y así se mantuvo hasta finales de julio. ‘Queremos saber qué es lo que ha cambiado para que se justifique un cambio de decisión de General Motors tan brusco y tan repentino’, añadió.

El ministro ha reprochado que se haya convocado una reunión para hablar de ayudas financieras a Opel cuando España ni siquiera conoce los detalles del plan industrial. ‘Cuando uno va a un restaurante, primero ve el menú, luego come y luego paga la factura. Hoy nos han convocado para pagar la factura y todavía no hemos visto el menú’, argumentó.

Además, el responsable de Industria anunció que España pedirá a la Comisión Europea que esté ‘vigilante’ y advirtió de que el Gobierno también lo estará. ‘Delegamos en el Gobierno alemán la coordinación de la operación de salvamento de Opel, queremos que el liderazgo se siga manteniendo, pero que la información sea compartida y que la solución se ciña a los criterios europeos de un proyecto rentable, competitivo y viable a largo plazo’, insistió.

La apuesta del Gobierno español pasa por ‘una solución europea para un problema europeo’. ‘Estoy convencido de que el futuro de Opel es plenamente brillante si se cuenta con nosotros. Todo tiene arreglo y si se presenta un plan que sea viable a largo plazo, basado siempre en condiciones económicas e industriales, tendrá el apoyo de los gobiernos de España y de Aragón’, adelantó.

Tras reiterar que debe reconocerse la posición de Figueruelas como una de las plantas más competitivas del grupo, el ministro recordó que éste es el cuarto viaje que emprende en relación con el futuro de Opel, tras acudir a Bruselas para hablar con ministros de la UE, a Ruesselsheim (Alemania) para entrevistarse con responsables de General Motors y de Magna, y a Moscú para reunirse con el presidente del banco ruso Sberbank.

Comenta o Pregúntanos