Sebastián: no hay caos en el Plan 2000E

Sebastián: no hay caos en el Plan 2000E

image
El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha anunciado hoy que desde el anuncio de la concesión de ayudas directas a la compra de automóviles las visitas a los concesionarios se han multiplicado por sesenta. Sebastián, que ha contestado a una pregunta del Grupo Socialista sobre dichas ayudas en la sesión de control al Gobierno, se ha apoyado en este anuncio para afirmar que ‘no hay ningún caos’ en la aplicación y regulación de estas medidas.

Sobre la controversia suscitada por la negativa de algunas comunidades a aplicar esta medida, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado en el mismo foro que las autonomías tienen “libertad plena” para decir si se suman o no a las iniciativas promovidas por el Ejecutivo para luchar contra la crisis. “Lógicamente, las comunidades responden en la medida de sus posibilidades y de su criterio político”, ha respondido al diputado de ERC-IU-ICV Joan Ridao, que le ha reprochado que “el Gobierno “invita a cenar y solo paga los postres”.

Por su parte, el titular de Industria ha apelado al “sigilo”, que no a la improvisación, para explicar el proceso previo de la aplicación de estas ayudas, con reuniones con representantes del sector en el Salón del Automóvil de Barcelona y con las Comunidades Autónomas en un encuentro convocado en el tiempo récord de cuarenta y ocho horas.

Para Sebastián, la supuesta aceleración en la aplicación de las medidas, operativas desde el pasado lunes, 18 de mayo, obedece al interés del Gobierno por evitar una paralización del mercado automovilístico, muy castigado ya desde hace varios meses, con demoras en las opciones de compra por parte de los consumidores, en espera de recibir las ayudas. El titular de Industria ha reiterado que en todo este proceso, el Gobierno ha escuchado y analizado las peticiones de las organizaciones sectoriales.

El titular del ramo ha tenido también palabras para el Plan VIVE que, este año, se extinguirá a mediados de junio, seis meses antes de lo previsto y que lleva ya más de 60.000 operaciones, datos que corroboran que “este muerto, como Lázaro, ha demostrado estar muy vivo”.

Comenta o Pregúntanos