Sin casco, no hay moto

Sin casco, no hay moto

image
Los motoristas que circulen sin el casco verán su vehículo inmovilizado a partir del 15 de mayo. El uso de este dispositivo, que en algunas regiones no llevan casi el 50 por ciento de los usuarios, reduce el riesgo de muerte en caso de accidente un 39 por ciento, y el de sufrir lesiones graves, en un 72 por ciento.

Esta iniciativa se reforzará con una campaña especial hasta el 31 de junio en Extremadura, Andalucía y Murcia donde, según datos del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, se usa menos el casco que en otras regiones. En algunos municipios sólo lo utilizan el 43 por ciento de los motoristas.

El anuncio ha sido hecho por el director general de Tráfico, Pere Navarro, quien ha señalado que los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, además de cursar la correspondiente multa, inmovilizarán el vehículo hasta tanto el motorista no se coloque el casco y, “si no lo porta, o bien va a su casa a buscarlo, o bien va a comprarse uno, porque la moto va a quedar inmovilizada”.

El director de la DGT ha resaltado la “importancia del casco” para la prevención de lesiones en caso de accidentes y ha concretado que, actualmente, las motocicletas alcanzan el 8 por ciento del parque móvil en España y es un porcentaje que seguirá al alza, ha previsto Pere Navarro.

Por ello, Navarro ha anunciado una campaña de difusión de “mensajes informativos y preventivos” para el fomento del uso del casco dada la “vulnerabilidad” de los motoristas y ha incidido en que “hay argumentos a favor de su uso”.

Según la DGT, el uso del casco protector reduce la severidad de las lesiones en un 72 por ciento y la probabilidad de muerte en un 39 por ciento. Sobre el total de accidentes, los de moto representan un 17 por ciento y el ciclomotor es el vehículo con más fallecimientos en accidentes de tráfico de jóvenes de entre 15 y 17 años. Además, el 41 por ciento de los motoristas fallecidos en siniestros en la carretera en 2008 tenía entre 15 y 20 años.

Comenta o Pregúntanos